Fast Rules
•Tienes 7 días para crear y terminar tu ficha.
•Con tu ficha aceptada puedes abrir un tema. ¡Queremos leerte!
•Sin color no puedes rolear en post ni en chatbox.
•Respeta para que te respeten.
Últimas Noticias
•La alberca exterior no podrá ser utilizada hasta nuevo aviso debido a que se ha congelado a causa de los fríos extremos. No obstante la alberca bajo techo puede ser utilizada.
•La cafetería ha comenzado a servir sus famosas sopas de "adivina que contienen". ¡Muy recomendables para el frío, y es muy entretenido darse a la tarea de descubrir que tienen! La receta es distinta cada día.
Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff
Abel V. Shvets
MP - Perfil
Kashia Bythesea
MP - Perfil
Darsey O. Godin
MP - Perfil
Temas Importantes
Ambiente(?)
Últimos Temas
Últimos temas
» Solicitud de Afiliación NORMAL
por Invitado Lun Ago 01, 2016 8:41 pm

» You should be here [Priv. Nora Cyrellius]
por Nora Cyrellius Dom Mayo 22, 2016 11:03 pm

» Creación de Frases
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:53 pm

» El juego de las plumas y las risas (privado)
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:48 pm

» entre plumas de colores rol y mas
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:38 pm

» Un penique por mis pensamientos~~ (Rol(?))
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:37 pm

» Solicitud de Afiliación CAMBIO DE BOTÓN
por Invitado Vie Mayo 20, 2016 12:16 pm

» ¿Curiosa coincidencia? [Priv. Imriel]
por Charlotte Grace Miér Mayo 11, 2016 3:53 pm

» ¿Qué le harías al de arriba?
por Charlotte Grace Miér Mayo 11, 2016 11:44 am

¿Sabías qué...
...Solche Prestige es una cupula que tiene edificios de cabeza?
Tanque
(Alimentalos(?))
Creditos
Absolutamente todas las tablillas utilizadas en el foro fueron creadas por el staff, y únicamente para nuestro foro. Muy por el contrario, ninguna de las imágenes nos pertenece, aunque todas han sido editadas en photoshop por el Staff. Las imágenes han sido sacadas de Zerochan, Pixiv y Deviantart. Los físicos de Galamoth son de "Nafah" en deviantart también.
Agradecemos a foroactivo por los tutoriales. Por último especificamos que todo el material que los usuarios posteen aquí pertenece solo al usuario. El plagio no será tolerado, sean originales, por favor.
Quiero agradecer primordialmente a mi staff, que ha sido quien me ha motivado a seguir con este proyecto. Agradezco especialmente a Kashia Bythesea por ayudarme a buscar las imágenes para variadas labores, siempre muy dispuesta. Agradezco especialmente Darsey O. Gobin por impulsarnos a salir adelante incluso aunque los tiempos se vean difíciles y comencemos a cansarnos. Así es como se sale adelante: en equipo y con amor.
Por último y muy importante agradezco a todos los usuarios que han mantenido a este foro vivo, muchas gracias.

You should be here [Priv. Nora Cyrellius]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

You should be here [Priv. Nora Cyrellius]

Mensaje por Damon K. Walker el Miér Feb 24, 2016 11:04 am

Acababa de llegar a aquella ciudad para poder formalizarse en sus estudios, le aburría tener que viajar tanto de ciudad a ciudad así que una parte de él era feliz de haber podido dejar su vida nómada atrás. Se le hacía raro tener un lugar en el que poder llamar “habitación” después de haber aceptado aquella misión que le había entregado su padre, pero por fin podía hacerlo; Hoy se había planteado algo, intentar memorizar todos los rincones de Solche Prestige ¿el motivo? odiaba perderse y al ser medio licántropo se supone que debía de tener buena orientación pero.. Vaya, Damon era alguien especial e incluso se podía llegar a perder en su ciudad natal; Los primeros lugares que cotilleó, como era de esperar, eran por los que tendría que pasarse para ir a clases de Veterinaria ya que no quería pensar qué tan estrictos podían ser en la universidad por faltar a clases. Su ropa era bastante común, pero se le hacía bastante cómoda así que no le importaba tener que llevar una ropa sencilla para los ojos de muchos.

Era bastante tarde ya que el sol se estaba poniendo, no sabía muy bien por donde iba pero estaba seguro de que se encontraba en el jardín de la universidad; Damon nunca se había esperado que aquello fuera tan grande, pero allí estaba, guiándose por la luna —que por suerte no era luna llena—. No sabía si la gente de por allí mantenían su verdadera identidad en un anonimato hasta que alguien los delataba porque.. ¿Quién podía delatar a un desconocido sin pruebas? había un par de personas, el azabache debía de suponer que eran pareja ya que iban a la par. Eran como doce personas, así que debía de suponer que serían seis parejas o alguna menos si alguno de los otros todavía no eran una pareja formal; El americano por su parte, tan solo se acercó a uno de los árboles que había por allí y trepó entre las ramas para poder sentarse en la copa del árbol. Se había cansado de haber tenido que caminar tanto por aquella universidad, así que él mismo sabía que se iba a acabar quedando dormido hasta que la luna cambiase el lugar con el sol porque.. ¿Para qué mentir? Incluso él se había acomodado en una postura en la que no le haría daño dormir por malas posturas.

Y sí, en efectivo, se había quedado dormido en la copa del árbol pero le había despertado unos comentarios que había escuchado cerca del árbol en el que él se encontraba -Hubiera preferido despertarme de otra manera..- Soltó un suspiro y giró la cabeza hacia el lugar del que venían aquellas voces masculinas -Vaya..- Tenía en su punto de mira a un chico que se empezaba a poner nervioso tal y como a él le pasaba cuando se transformaba en lobo siendo “forzado” por el mal humor. Obviamente no había escuchado toda la conversación que tuvieron aquellos chicos con aquella muchacha pelirroja, pero le iba a causar gracia ver cómo se transformaba si llegaba a ser de su misma raza -Maldita niñata.. ¿¡Quién te crees!?- Gritó el que se encontraba en el medio, así que al menos Damon estando ajeno a aquella situación suponía que era el “líder” Aquel chico empezó a respirar raro, mientras que el chico que tenía a su dercha gritaba que no lo hiciera, que era peligroso hacerlo allí -Empieza la cuenta atrás..- El azabache no sabía si aquella muchacha podría valerse por sí misma con aquellos cuatro chicos. Dos le sujetaron los brazos al que tenía el cabello más largo —y el cual seguía respirando raro— «Hmmm, ¿siempre ha sido tan divertido ver cómo nos transformamos cuando nos molestan?» -No vas a vivir más tiempo para contar la paliza que te voy a meter .. ¡Soltadme joder!- Se movió con brusquedad para tirar al suelo a aquellos dos que le sujetaban.

Damon empezó a tirarse los brazos cuando escuchó como aquel chico empezaba a soltar gruñidos de lobo y en un abrir y cerrar allí lo tenía, transformado en su verdadera forma. Ahora el azabache entendía a qué se debía todo aquel pelo que tenía, era el que le tapaba las cicatrices que tenía por la cara y bueno, la ropa tapaba el resto de cicatrices que podía tener por el cuerpo «¡La mataré!» Damon le entendía a la perfección, no estaba transformado todavía pero el ser medio licántropo ayudaba; Inmediatamente se levantó de la copa del árbol y se llevó las manos a la cadera, esbozando una sonrisa -Chica, si no sabes pelear échate hacia atrás ¿si? prometo que me encargaré de que te dejen tranquila- El americano hizo crujir tanto como sus dedos tanto como su cuello y buscó un lugar en el que poder saltar manteniendo las distancias de aquel lobo, ya que el resto de ese grupito se habían echado hacia atrás «Se nota que solo él quiere pelear..» No quiso perder más tiempo así que saltó desde la copa del árbol al suelo, transformándose así en su verdadera forma también y para su sorpresa, era más alto que aquel lobo; Giró la cabeza hacia la pelirroja y la miró a los ojos, queria saber si ella podría ayudarle o no. Tan solo para intimidar al que ahora era su rival, soltó dos chispazos que impactaron contra el suelo gracias a su parte de elemental, Damon hubiese preferido pelear en una tormenta eléctrica ya que soltar un propio rayo, imponía mucho más.

Habían unas pequeñas chispas recorriendo sus patas y sin dudarlo le hizo un gesto con la cabeza para que peleara con él, ya que dudaba que ella pudiera entenderle «Ven conmigo, seremos un equipo.» No podía evitar mirar de vez en cuando a los otros chicos, no sabía si ellos estaban preparados para transformarse también en su verdadera forma o simplemente querían hacerlo cuando vieran que su líder perdiera «Por suerte esos no tienen la cara cubierta de pelo como el otro, así que no tienen cicatrices que esconder, eso es bueno.» Quería confiar que aquella pelirroja tampoco era una persona “normal” y que de alguna manera u otra le podría servir de ayuda, aunque tan solo fuera ser un cebo «No me jodas.. ¿Éste qué es?» Damon amaba poder entender lo que decía aquel muchacho, ya que las personas que no fueran licántropos o con híbrido de licántropo, tan solo escucharían gruñidos y/o ladridos; Luego seguramente le preguntaría a aquella muchacha qué era lo que había pasado, quizá era por el buen cuerpo que tenía ella, quién sabe. No tenían unas pintas de ser unos hombres muy educados con las chicas.
avatar
Damon K. Walker


Sexo : Masculino
Raza : Híbrido (Licántropo/Elemental eléctrico)
Mensajes : 8
Galmos : 9193
Reputación : 0
Localización : ¿Te importa?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You should be here [Priv. Nora Cyrellius]

Mensaje por Nora Cyrellius el Vie Feb 26, 2016 7:12 am

Ahora empezaba su nueva vida. Tendría que acostumbrarse a todo, tendría que... bueno hablar un idioma que no era el suyo, y sobretodo aprender a controlar su hambre... lo que le recordaba que necesitaba de “eso”. Se relamió los labios y tragó grueso, no se había acordado en todo el viaje, después de todo había comido varias horas antes de salir, y con el almuerzo humano tuvo suficiente para aguantar un poco más, pero estaba llegando a su hora límite, necesitaría encontrar a una “presa”, tendría que encontrar con quién estrenar su boquita en aquel lugar, por lo que tendría que ir provocando para poder llamar la atención de alguno. Se mordió el labio inferior, y antes que nada fue a dejar sus cosas en su nuevo hogar, tenía que organizar un par de cosas antes que nada. -Bien Nora, regla número uno: No pueden saber que raza eres, a muchos no le gustan los híbridos. Regla número dos: No repitas tu almuerzo, se pueden crear ideas equivocadas. Regla número tres... bueno ya pensaré en una número tres. Habló con su propio reflejo en el cristal, mirándose directamente a los ojos, y dedicándose entonces una sonrisa al terminar, ahora no tenía a nadie que la pudiera proteger como en Italia. “Debo aprender a cuidarme sola, ahora nadie es mi ángel guardián.” Y nunca mejor dicho, su familia celestial se había desentendido, claramente les costó desprenderse de la chica a la que habían cuidado y se parecía tanto a Mikhail, pero no podían tener a alguien que iba a cometer noche tras noche un pecado carnal, esa no era la pureza que ellos tenían.

Acabó por darse una ducha, bastante rápida la verdad, antes de vestirse e ir hacia la cama para ponerse el conjunto que había dejado sobre esta. El tiempo había mejorado y de todos modos llevaría una chaqueta en mano, aunque por las piernas... “Puede que muera de frío, pero merecerá la pena... seguro.” Se puso delante de espejo una vez más mirándose y acomodándose la ropa además del cabello, y así estuvo durante casi seis minutos. Había comenzado el debate interior, su lado de ángel “luchaba” con su lado de súccubo, debía llegar al punto intermedio donde aún fuera consciente de sus actos, de saber que solo se iba a alimentar por la boca y que no caería en la tentación de romper aquella promesa. Era cierto que decían que el sexo aliviaba mucho más el hambre, y que podía estar más tiempo sin comer si se hacía ese acto sexual, pero lo había prometido, y esa promesa iba a intentar que fuera eterna, o al menos esa era la intención. Y así sin más fue en busca de su víctima, de la persona que iba a darle su comida de ese día; y encontrar lo encontró, pero lo que no se esperó fue todo lo que vino después de haber terminado. Había seguido al chico por cortesía, ya que este se lo había pedido por favor y la pelirroja se había negado a que él le hiciera cualquier cosa a ella. “¿Qué menos podría hacer? No se lo tomó a mal que me negase ir a mal, pero ¿a dónde me lleva?” Tenía esa curiosidad, y quizás por eso aguantó hasta que escuchó un par de frases y observó como la comenzaban a rodear. Decían varias cosas, a la que la italiana no estaba dispuesta, ni en ese momento ni nunca.

Y sin saber cómo estaba corriendo. No conocía aquel lugar, estaba totalmente perdida, que podría haber sacado su lado híbrido y salir de allí sin problemas, sí, podría haberlo hecho pero no quería descubrirse aún más, ya era suficiente con que supieran que tenía algo de súccubo, o quizás se imaginaron que era una pura sangre. “No creo... ellos suelen tener un buen olfato, ¿no..?” Comenzó a sentir como le faltaba el aire, había corrido por todos los lugares que había visto como una posible escapatoria, y ahora se encontraba allí, en los jardines, sin saber a donde correr y con los tipos justo en sus talones. Por lo que no le quedaba otra, tendría que hacerles frente, o al menos intentarlo. - ¿Nunca os dijeron que es de mala educación perseguir así a las damas? Incluso estando en aquella situación seguía teniendo su lado contestón, y eso era simplemente por haber comido hace muy poco tiempo atrás. Su lado travieso y más ¿valiente? No sabía como explicarlo, pero en cuanto la pelirroja tenía hambre o había comido hace poco cambiaba de esa personalidad tranquila y “dulce”, a una más explosiva y directa. Lo que se podría decir como... que se le quitaba toda la vergüenza, o algo similar, tampoco era tan diferente, solo tenía ese toque picaresco. Escuchó con atención las palabras que iba soltando el aquel tipo, realmente no comprendía por qué algunos hombres se ponían tan a la defensiva cuando se le rechazaban o alguien se negaba a complacerlos en lo que deseaban, sobretodo estos reaccionaban así cuando iban en grupito y se les dejaba en evidencia delante de los otros. “Son un poco tontos, mira que dejar llevarse tanto por esas cosas...” La fémina nunca comprendería ese lado de los hombres, pero ahora estaba en un lío, y si quería escapar tendría que terminar haciendo lo que dijo que no haría.

Abrió los ojos de par en par, ¿quién diría que alguien iba a saltar a protegerla? Nadie se lo hubiera esperado, menos el hacerlo por una desconocida en un lugar como aquel, quién sabía lo que podría encontrarse a la vuelta de la esquina; además, el chico tampoco sabía el por qué estaba pasando todo aquello, se estaba arriesgando por una desconocida y sin saber los motivos de la “pelea” con aquel supuesto macho alfa del grupito. Realmente le sorprendió aquella transformación, y sobretodo aquella... ¿chispa? No entendió muy bien como había sucedido pero la hizo retroceder un paso, ya que a la pelirroja los rayos y esas cosas no le hacían mucha gracia. Había entendido aquella mirada que le había echado, pero ella tampoco era de mucha utilidad en las peleas, después de todo sus poderes... tiraban más hacia el lado de su naturaleza angelical, después de todo uno era para curar a otros llevando las heridas a su propio cuerpo, y además la de encontrar a las personas, no eran habilidades muy atacantes, por otro lado tenía el paralizador, pero tendría que besar al tipo ajeno para hacer funcionar el veneno, pero ya en forma de lobo iba a ser imposible, y tampoco iba a hacerlo en la forma humana. “Lo rechacé antes, lo seguiré haciendo ahora, ni de coña pienso acercarme a él...” Pero, ¿cómo podría ayudar al contrario? Dio un par de pasos hacia el lobo que estaba de su lado, estaba sorprendida del tamaño de este, pero no diría nada en un inicio, cuando todo acabara ya se encargaría de darle las gracias, o de devolverle el favor de alguna manera. “Lo primero es lo primero Nora.” Se estaba metiendo en su mundo y no podía permitírselo.

Se acercó hasta la cabeza del chico para acercarse a su oreja, aunque no tendría claro si en aquella forma la entendería o no, después de todo no había conocido a otras razas que no fueran las celestiales o las infernales. - Haré de señuelo... si salta hacia mi, por favor... hazte cargo, no soy muy útil, pero al menos puedo hacer eso... Susurró en el oído del lobo antes de alejarse y dar otros varios pasos, intentando llamar la atención del “enemigo” o como tuvieran que nombrarlo, lo único que se le ocurrió fue silbarle como si la fémina fuera su dueño y lo estuviera llamando para que se acercara, y entonces como a los perros ponerles la correa para salir a pasear. “Espero estar confiando en el chico correcto... no me falles... lobo con chispas...” Se mordió el labio inferior, si quizás tuviera una de esas armas que había aprendido a usar en los últimos años todo hubiera sido diferente, aunque los rifles no eran tan buenos cuerpo a cuerpo, pero de todos modos dolía si se pegaba con estos, ¿no? Igualmente buscó cualquier cosa de plata que pudiera tener por los bolsillos o de accesorios, pero no era de llevar muchas cosas, y menos de plata de ley, era más de bisutería barata. ¿Por qué? Bueno, ni antes tuvo mucho dinero, ni tampoco cuando vivió con los ángeles, estos llevaban una vida más honrada, tenían sus “lujos”, pero no los típicos caprichos de ropa de marca, joyas, automóviles muy caros, etc. Eran seres más... humildes, sí esa era la palabra, y ahora se arrepentía de no haber pedido algo como eso, le hubiera sido de mucha ayuda contra un licántropo.
avatar
Nora Cyrellius


Sexo : Femenino
Raza : Híbrida. ( Ángel / Súccubo )
Mensajes : 4
Galmos : 9193
Reputación : 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You should be here [Priv. Nora Cyrellius]

Mensaje por Damon K. Walker el Lun Mar 14, 2016 3:37 pm

Era un alivio para el azabache saber que la pelirroja iba a colaborar con él desde el inicio, claro que para él iba a ser muy fácil atinarle tan solo un movimiento y dejarlo fuera de combate pero al menos contaba con una pequeña ayuda; Sin consultarle a la pelirroja —ya que ella no le podía entender— dio un par de pasos hacia atrás, para darle algo de libertad a aquel licántropo que tenía delante y esperar a ver su reacción, ya que quizá no se fijaba en la chica pero vaya.. Damon no  dejaba de mover las orejas por el ruido que hizo ella al silbar. Y claro que se adelantó a los movimientos ajenos, antes de que su rival fuese a por aquella muchacha —si es que quería hacer aquello—, el azabache ya estaba envolviendo su cuerpo en una manta de electricidad ¿el motivo? tan sólo quería que sus ataques produjeran un poco más de daño, aunque sin aquel pequeño boost, sus ataques seguirían siendo bastante potentes «No creo que sea muy bueno que me dé por jugar con ese idiota ¿verdad? no por mi, sino por ella. Supongo que tendré que darle explicaciones de por qué ese cambio tan repentino.. ¿O quizá ella también es una criatura más? pero no cambió de forma, hm..» Negó con suavidad con la cabeza, ahora tenía que poner la máxima atención en aquel lobo; Cuando notó la vista de éste sobre él, le devolvió la mirada un tanto más seria «Te doy la opción de huir si quieres ¿va? no soy tan agresivo como aparento» Pudo notar como el contrario gruñía y volvía a clavar la mirada sobre la pelirroja, así que Damon hizo lo mismo y en su cabeza cada vez había más curiosidad sobre lo que había pasado entre ellos para tener que ser el “héroe” «Si tan bonita te parece ¿por qué no te la comes?» No pudo evitar decir aquello, claro que sabía que solo el otro lobo lo entendería «Bien, ha llegado la hora de cazar idiotas.»

Sacó las uñas de las patas e inicialmente empezó a arañar el suelo, quería familiarizarse con el entorno. En su país la tierra tenía otro tacto, además de que era un poco más cálido, pero tampoco demasiado pues Estados Unidos también era un país en el que podías pasar bastante frío; Por fin aquel desconocido decidió ir de una vez por aquella muchacha, Damon se le adelantó a los pasos y se puso delante de él, soltando un gruñido; Le había sorprendido que no hiciera aquello más rápido, ya que incluso le dio tiempo a cubrirse el cuerpo de electricidad ¿a caso no tenía tantas ganas de matarla como él dijo? y tan solo para intimidarle, soltó una gran cantidad de electricidad de su cuerpo. Era lo que siempre se hacía en su manada cuando alguien tenía la osadía de invadir su territorio, pero nunca lo habían utilizado para atacar. El único resultado que obtuvo, fue que el contrario saltase hacia atrás y por lo que podía ver en sus ojos se podía decir que no estaba con muchos ánimos de pelear contra él ya que se podía ver quién de los dos lobos tenía un poder superior al del otro pero.. Tampoco se le veía muy pacífico como para irse sin intentar dar una mordida o un simple arañazo, así que Damon optó por adelantarse a movimientos ajenos y se abalanzó hacia el lobo alzando una de sus patas, arañándole el ojo con un corte que posiblemente le dejaría una cicatriz más en su cuerpo, a lo que pudo escuchar como el contrario gruñía y volvía a retroceder. Quizá era que el americano se pensó que habría más acción, o quizá era que en su manada todos eran más bestias. Se sentó en el suelo mientras esperaba a que aquel lobo optase por hacer algo, pero lo único que acabó haciendo fue aullar y salir corriendo de allí, cosa que descolocó demasiado al azabache.  

Él tan solo volvió a su forma humana y se levantó del suelo, acercándose hacia aquella muchacha -No sé donde se ha ido, pero creo que es mala idea si nos quedamos aquí demasiado tiempo.. Ah, soy Damon. No sé si te tengo que aclarar cosas  de lo que soy o si sabes más que yo en este tipo de cosas- Al fin y al cabo, él podía ser un híbrido pero también era como cualquier otro humano. Tenía un humor parecido —o quizá un poco más negro— y también tenía sentimientos, y curiosidades, por supuesto -Si escapó tan de la nada creo que va a venir con más lobos así que..- Pero claro, lo más normal es que si volvían allí, seguirían el rastro de olor y los encontrarían, ya que incluso Damon podía detectar a personas en su verdadera forma si estaba cerca de ellas unos pocos minutos, era lo bueno y lo malo de ser híbrido de licántropo: que olías mucho mejor que otros. «En realidad en mi manada nunca me han enseñado a huir, pero claro.. No la quiero poner en peligro, ni siquiera sé quién es ni porqué le estaban molestando tanto.. ¿Quizá pueda preguntar eso?» El americano era bastante curioso, siempre quería conocer lo máximo posible cualquier cosa que estuviera a su alrededor y que él no conociese. Ya podía ser una persona, un objeto o el paradero de un olor extraño -Si quieres te puedo llevar a un lugar seguro y así de paso me cuentas que pasó- Quizá colaba o quizá no.
avatar
Damon K. Walker


Sexo : Masculino
Raza : Híbrido (Licántropo/Elemental eléctrico)
Mensajes : 8
Galmos : 9193
Reputación : 0
Localización : ¿Te importa?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You should be here [Priv. Nora Cyrellius]

Mensaje por Nora Cyrellius el Dom Mayo 22, 2016 11:03 pm

Aquello realmente llegaba a sorprender a la pelirroja, nunca antes vio a algún licántropo, menos cuando estos estaban transformados, y a lo que debía admitir que la había llegado a cohibirla un poco, no a asutarla, pero sí a que diera un solo paso atrás al inicio de todo. Todo lo que pasaba por la mente de la fémina estaba siendo demasiado, entre ver aquella pelea... si es que se podía decir así, ya que cuando alguien peleaba no lo hacía solo, y era lo que había parecido con el azabache, no le había dejado tiempo de atacar, morder o hacer cualquier cosa. “O es muy fuerte, o el otro es demasiado débil...” O quizás eran las dos, pero era algo casi imposible de saber, no tenía un medidor de poder ni nada similar. Aunque para ella acabó siendo la segunda opción al ver huir al lobo que la había estado persiguiendo durante todo el trayecto. “Al menos tengo que admitir que valentía no le falta.” Se mordió el labio inferior con algo de fuerza, su lado oscuro hubiera peleado sin pensarlo, o más bien... hubiera terminando con las discusiones con un buen revolcón, pero lo había prometido, y no podía faltar a su palabra... ¿verdad..? Claramente la joven solo tenía miedo de que algo fatal ocurriese si dejase salir todo el lado de su madre, ¿qué iba a pasar con ella? La familia con la que estuvo no le habían dicho cosas demasiado buenas de la raza de su madre o las que venían del mismo lado, y esa era la mayor razón de no poder soltarse. De no dejar el pasado atrás y comenzar a vivir una vida como todo el mundo se merecía. “Deberé agradecerle... cuando todo acabe... No creo que haya segundas intenciones por hacer de héroe, ¿no..?” No quería volver a tener que huir por acabar con un chico igual, o quizás incluso peor del que la había librado sólo unos pocos segundos atrás.

Sacudió con rapidez el rostro, no debía juzgar mal solo por alguna idea alocada que se le pudiera pasar por la cabeza, menos cuando debía estar agradecida de ser salvada y “rescatada” por alguien. Escuchó en total silencio las palabras ajenas, sin perder de vista el sitio por el que había salido corriendo el otro licántropo. - ¿Eh..? ¡Ah! Yo soy Nora, gracias, muchísimas gracias por salvarme... Le había costado decir lo último, seguramente todo por ese lado tan orgulloso y testarudo que diría que ella sola podría haberse encargado. Que seguramente era verdad, pero siendo medio ángel... obviamente debía haber una razón de peso mayor para que atacara a otra persona con sus habilidades, sobretodo con las que ella poseía. - ¿Cómo? Bueno... quizás tengas razón y debemos irnos cuanto antes, ¿crees que realmente va a volver? Nuevamente se mordió con fuerza y nerviosismo el labio inferior, no quería tener más bulla, al menos no por ese día, ya que era el primero que estaba allí. - Oh, y tranquilo, sé lo que eres, no hace falta explicaciones, aunque... no sabía que los licántropos pudiera hacer eso de los rayitos. Y fue entonces cuando hizo un gesto con las manos, como si pudiera recrear las chispas y cosas que había visto en el ataque al... ¿villano? ¿Criminal? Bueno, quizás aprovechado e imbécil le iban mejor.

- ¿Llevarme a un sitio seguro? Creo que realmente podría llevarte yo a uno sin que nos siguieran, a no ser que hagan caer una tormenta si pueden hacer eso de los rayos. Sin decir mucho más terminó dando un par de pasos hacia un lado, no quería darle en la cara o simplemente pegarle cuando las sacase. Él se había mostrado como era, ¿por qué la pelirroja no? - Te preguntarás por qué no las usé antes, pero la razón es bastante simple... Hizo una mueca de dolor justo antes de llevarse la mano al hombro y entrecerrar los ojos, aquello era la peor parte de tener alas y querer sacarlas al propio antojo. Lo cual sería como la segunda razón, la primera, obviamente, era porque debía ocultar que raza era, debía hacerse pasar por una humana corriente. O al menos esa fue la idea que tuvo. - Y seguro que te irás y me verás con otros ojos si te cuento el porqué de que pasase todo esto. Después de todo... ¿cómo se contaba algo como eso? Que rechazó al jefe de esa manada cuando por el olfato se dio cuenta de que tenía algo de súccubo, y claramente le pidió tener relaciones sexuales, o más bien se la exigió tener con la excusa de “Te haré un favor para ayudarte a alimentarte.“ ¿Cómo podía existir gente así? Vale, ella seguramente acabaría sucumbiendo a su otro lado, pero... pasar de eso a algo como esta desesperado y por el orgullo de macho pecho peludo perseguir a una chica para “matarla!, la cual solo se había negado a tener sexo con él. “¿Seguro que él no tenía parte de íncubo en su interior..? Madre mía...”

Soltó un suspiro mientras replegó las alas con cuidado, confiaría en el azabache, le daría un voto de confianza e iría con él, aunque... si debía “desaparecer”, esa parte se encargaba ella. - Y bien, ¿crees que podrás ser un lobito volador? ~ Preguntó mientras extendía una mano hacia el chico, como si de ese modo ella pudiera dar mucha más confianza, o para que viera que iba totalmente en serio con el irse ambos volando. Claramente ni ella misma tenía claro cuánto tiempo podría aguantar el peso de los dos, pero tenía unas alas fuertes y sanas, así que... mínimo podrían ponerse a salvo en cualquier lugar para esperar a que todo se calmase. - Tu dirás la dirección, o hasta dónde debemos llegar, para eso también eres como él y conocerás hasta donde llega el olfato. La pelirroja no sabía que tan buen sentido olfativo tenía su raza, pero si ya de por sí los perros y lobos tenían una sobrehumana, no quería imaginar los hombres lobo. “Me gustaría saber más de ellos... Ah y debo agradecerle, aunque... no se me ocurren formas ahora mismo... bueno, ya le preguntaré cuando estemos a salvo... aunque...” Y sin pensarlo mucho más terminó acortando distancias con el chico para poder ponerse un mínimo de puntillas y depositar un beso en la mejilla del mismo. - En serio, muchas gracias. No se alejó demasiado, solo un paso y medio atrás, dejando allí una vez más la mano alzada, y a espera de escuchar “órdenes” de hacia dónde se dirigían.
avatar
Nora Cyrellius


Sexo : Femenino
Raza : Híbrida. ( Ángel / Súccubo )
Mensajes : 4
Galmos : 9193
Reputación : 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You should be here [Priv. Nora Cyrellius]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.