Fast Rules
•Tienes 7 días para crear y terminar tu ficha.
•Con tu ficha aceptada puedes abrir un tema. ¡Queremos leerte!
•Sin color no puedes rolear en post ni en chatbox.
•Respeta para que te respeten.
Últimas Noticias
•La alberca exterior no podrá ser utilizada hasta nuevo aviso debido a que se ha congelado a causa de los fríos extremos. No obstante la alberca bajo techo puede ser utilizada.
•La cafetería ha comenzado a servir sus famosas sopas de "adivina que contienen". ¡Muy recomendables para el frío, y es muy entretenido darse a la tarea de descubrir que tienen! La receta es distinta cada día.
Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff
Abel V. Shvets
MP - Perfil
Kashia Bythesea
MP - Perfil
Darsey O. Godin
MP - Perfil
Temas Importantes
Ambiente(?)
Últimos Temas
Últimos temas
» Solicitud de Afiliación NORMAL
por Invitado Lun Ago 01, 2016 8:41 pm

» You should be here [Priv. Nora Cyrellius]
por Nora Cyrellius Dom Mayo 22, 2016 11:03 pm

» Creación de Frases
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:53 pm

» El juego de las plumas y las risas (privado)
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:48 pm

» entre plumas de colores rol y mas
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:38 pm

» Un penique por mis pensamientos~~ (Rol(?))
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:37 pm

» Solicitud de Afiliación CAMBIO DE BOTÓN
por Invitado Vie Mayo 20, 2016 12:16 pm

» ¿Curiosa coincidencia? [Priv. Imriel]
por Charlotte Grace Miér Mayo 11, 2016 3:53 pm

» ¿Qué le harías al de arriba?
por Charlotte Grace Miér Mayo 11, 2016 11:44 am

¿Sabías qué...
...Solche Prestige es una cupula que tiene edificios de cabeza?
Tanque
(Alimentalos(?))
Creditos
Absolutamente todas las tablillas utilizadas en el foro fueron creadas por el staff, y únicamente para nuestro foro. Muy por el contrario, ninguna de las imágenes nos pertenece, aunque todas han sido editadas en photoshop por el Staff. Las imágenes han sido sacadas de Zerochan, Pixiv y Deviantart. Los físicos de Galamoth son de "Nafah" en deviantart también.
Agradecemos a foroactivo por los tutoriales. Por último especificamos que todo el material que los usuarios posteen aquí pertenece solo al usuario. El plagio no será tolerado, sean originales, por favor.
Quiero agradecer primordialmente a mi staff, que ha sido quien me ha motivado a seguir con este proyecto. Agradezco especialmente a Kashia Bythesea por ayudarme a buscar las imágenes para variadas labores, siempre muy dispuesta. Agradezco especialmente Darsey O. Gobin por impulsarnos a salir adelante incluso aunque los tiempos se vean difíciles y comencemos a cansarnos. Así es como se sale adelante: en equipo y con amor.
Por último y muy importante agradezco a todos los usuarios que han mantenido a este foro vivo, muchas gracias.

A thief with many faces [Priv. Beatrice]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A thief with many faces [Priv. Beatrice]

Mensaje por Allen Collingwood el Dom Mayo 01, 2016 7:02 pm

“¿Es en serio? Solo llevas aquí un par de semanas, ¿Por qué vuelves al mal camino? Prometiste cambiar.”
]Se decía así mismo el joven mientras cargaba un bolso femenino con rumbo hacia los dormitorios de su fraternidad, sin duda con el sol a tan poca potencia se podía intuir que el chico se estaría perdiendo a propósito las clases, vestido con tan solo una camisa color blanco, un pantalón de vestir de tono oscuro y un par de anteojos detuvo a unos metros de aquellos enormes dormitorios.
”Muy bien, solo retrocede y volvamos a clase. Es tu última oportunidad”
Simplemente hizo caso omiso a aquello que le decía su conciencia para ocultarse tras un árbol rebuscando en su bolso, mientras realizaba dicha acción su rostro se iba delineando con suavidad hasta tornarse en uno con características femeninas. Su cuerpo se hizo esbelto y su estatura se vio reducida por un par de centímetros mientras su camisa se aflojaba solo un poco. Su cabello se aclaró hasta conseguir un tono azulado al igual que sus ojos que se tornaron en un color miel. Una vez su cuerpo se hubo terminado de transformar tomo una liga para amarrarse el cabello dando un suspiro pesado.
”Rebajado a esto, por solo un poco de dinero”
Una vez hubo acomodado su ahora largo cabello tomo un reproductor antiguo de casete con su selección musical favorita para ajustarlo a la cintura de su pantalón, seguidamente coloco los audífonos al cuello con tranquilidad mientras observaba de reojo hacia todos sus ángulos de vista posibles, intentando ocultar su presencia mientras colocaba un temporizador a su muñeca izquierda bastante intranquilo.
Apariencia Actual:
”Muy bien, tengo 25 minutos antes de desestabilizarme, así que haré esto rápido”
Salió de entre los arbustos mientras retomaba su rumbo hacia los dormitorios una vez más, con un caminar lo más femenino posible, después de todo era la primera vez que tomaba la forma de una chica, menos mal había olvidado ponerse tacones o ya se habría roto la cara. Una vez dentro del lugar se topó con un chico quien a 5 metros de distancia le saludaba con la mano, lo cual le hizo desconcertar e inclinar el rostro hacia un lado pensando si él ahora le recordaba a alguna conocida por lo que decidió devolverle el gesto guiñándole un ojo y haciéndole una seña para que se quedase callado la cual el joven solo respondió con un asentir. Prontamente corrió hacia la sección de dormitorios femeninos para dedicarse a buscar el indicado, había investigado a aquella chica desde que abordo a Solche, aun no le reconocía físicamente pero por lo que escuchaba en los pasillos era una chica bastante linda, solo conocía su primer nombre, pero con ello logro ubicar su dormitorio. Se ocultó tras una esquina al observar una cámara de seguridad en el siguiente pasillo, por lo que se encogió un par de segundos para escabullirse por debajo del rango de visión de aquel aparato que lograría descubrirlo. Continúo caminando con mayor tranquilidad cuando se hubo alejado lo suficiente hasta llegar al pasillo indicado. Una vez hubo arribado, se colocó los audífonos volviendo a su apariencia real, pues según su reloj estaría su cuerpo a punto de desestabilizarse por lo que resbalo el bolso hasta la puerta final para sonreír tranquilamente y encender aquel aparato que le traía un poco de diversión. Con una de sus canciones(canción) favoritas comenzó a deslizarse y danzar conforme se acercaba a aquella puerta. En cuanto la tuvo frente a sí cogió el bolso para sacar del mismo una tarjeta plástica que deslizo poco a poco por los bordes de aquella puerta pasta abrirla cuidadosamente dándole un suave empujón con el zapato.  
Wuoa, esto es bastante espacioso, digo cualquier cosa diferente a mi último apartamento es enorme
Comentó mientras revisaba las pertenencias de la chica, se detuvo frente a un enorme librero inclinando su cabeza hacia un lado murmurando la palabra “Nerd” para después sonreír levemente y continuar caminando y danzando por el lugar. Una vez hubo llegado al dormitorio de la chica se sentó al borde de la cama observando el lugar.
Si yo fuera una niña Sueca ¿Dónde ocultaría el dinero de mis padres?
Comentó mientras se tomaba el mentón observando todo el lugar dejando caer los audífonos a su cuello una vez la canción hubo terminado, hasta que su calma fue interrumpida por el crujir de la puerta abriéndose, por lo que se ocultó a un lado del librero observando de reojo la entrada y su reloj desconcertado por la hora, pues las clases aún no habían terminado.
avatar
Allen Collingwood


Sexo : Masculino
Raza : Shapeshifter
Mensajes : 7
Galmos : 8134
Reputación : 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A thief with many faces [Priv. Beatrice]

Mensaje por Beatrice N. Hagebak el Mar Mayo 03, 2016 11:54 pm

El sonido del reloj se mantenía incesante mientras la joven de cabellos dorados intentaba prestar atención a las palabras que decía el docente aunque con el pasar del tiempo y el movimiento de los labios del mismo hacían que los parpados de la chica se sintieran pesados, era normal sentir tanto cansancio cuando la anterior noche se había quedado despierta hasta tarde leyendo un libro nuevo que había encontrado por pura suerte entre los regalos que le enviaban sus padres, bostezó cubriendo su boca con la diestra sin dejar de observar al hombre frente a los alumnos que intentaba llamar sus atenciones con el tema que narraba aunque solo lo conseguía con algunos pocos y ese no era el caso de la rubia la cual sentía cada vez más que el sueño le ganaba y las imágenes se volvían borrosas hasta que de un momento a otro se quedó profundamente dormida.

El sonido molesto de la voz del mayor llamándola la hicieron despertar de forma lenta, sus ojos se abrieron con dificultad mientras alzaba la mirada hacía el docente el cual dejaba notar el disgusto ante la pequeña siesta de su alumna, de repente se sintió completamente avergonzada y sus orbes buscaron un lugar en el cual sentirse más tranquila, aun sentía la mirada del mayor clavada en ella, intentaba ignorarla pero era casi imposible —Señorita Hagebak le agradecería que la próxima vez buscara otro lugar para dormir…Ah, y tendrá que ayudarme mañana a dar una demostración a los alumnos de otro grupo— comentó el profesor mientras caminaba hasta su escritorio y guardaba los libros que estaban sobre este, la joven lo veía de reojo para luego levantarse y tomar su mochila guardando en su interior una libreta y un lápiz —¿Entendió, señorita? — dijo el hombre a lo que la rubia simplemente asintió intentando no alargar demasiado aquella situación incómoda.

Ambos salieron del aula y ella se dirigió a los dormitorios, aun sentía como su corazón latía con fuerza ante el nerviosismo y la vergüenza que le hizo sentir su pequeño descuido, nunca pensó que podría ocurrirle algo así ni mucho menos que el profesor haya tenido que despertarla, un completo desastre, pensó, sin dejar de caminar pero dejando de lado el mal momento que pasó simplemente se dejó perder en los paisajes que se podían observar a lo largo de su trayecto, la joven sentía como el viento soplaba y alborotaba un poco su cabellera rubia mientras que una pequeña sonrisa aparecía en su rostro y se quedaba ahí dibujada, como si esta fuera eterna.

—Que lindo…— Examinaba cada lugar sin dejar de caminar a un paso pausado y lento después de todo no tenía tanta prisa en llegar a su habitación, podía sentirse por fin libre, sin nadie que vigilara cada movimiento que hacía o a donde iba, ya no sentía que debía ser el ejemplo de nadie ni mucho menos sentía atadura alguna…Estaba feliz de encontrarse en un nuevo lugar, siendo un poco independiente por primera vez y disfrutando de lo que ella suponía era una vida normal. Al llegar a los dormitorios femeninos comenzó a buscar el camino a su habitación, pensó que no sería tan difícil después de todo cada habitación tenía en la puerta un número correspondiente y el nombre de la persona que dormía allí pero incluso así la joven no encontraba el camino correcto.

Permaneció deambulando por unos minutos hasta encontrarse con su nombre, suspiró aliviada y abrió la puerta de su nuevo hogar para entrar en este cerrando detrás de ella —Debería ser más comprensivo, solo me quede dormida unos minutos…no creo que lo haga de nuevo de todas formas— murmuró recordando lo que había pasado con el profesor anteriormente; dejando su mochila en una pequeña mesa, debía admitir que el lugar era bastante espacioso y ordenado, digno de la hija de uno de los clanes más importantes pero algo que le resultaba de muy poca relevancia a la fénix, sacó de su mochila la libreta y la abrió en una página donde se encontraba un bosquejo   de un paisaje para luego ir a un armario y buscar en su interior el lienzo donde podría realizar su obra. El lienzo era bastante grande, tanto que le resultaba un tanto complicado a la pequeña fémina llevarlo sin tropezarse, logró colocarlo en el bastidor y en el mismo armario buscó sus pinceles, pinturas y un delantal que se colocó sobre la ropa.

Una vez todo arreglado se dispuso a comenzar a trazar el dibujo con uno de sus pinceles, guiándose por el bosquejo que había realizado en una de sus clases en aquella libreta, su mano se movía con total naturalidad mientras coloreaba y trazaba aquellas líneas dándole forma a su paisaje, sin siquiera pensar en que alguien podría interrumpir su bello arte, ella disfrutaba de lo que estaba haciendo justo ahora y se dejaba envolver por esto.
avatar
Beatrice N. Hagebak


Sexo : Femenino
Mensajes : 7
Galmos : 8155
Reputación : 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A thief with many faces [Priv. Beatrice]

Mensaje por Allen Collingwood el Miér Mayo 04, 2016 6:13 pm

Cerró los ojos mientras rodeaba sus piernas ocultándose lo mejor que podía detrás del librero mientras separaba sus parpados del lado izquierdo para divisar al reloj, cerrarlos una vez más para abrir el lado derecho y divisar la puerta, en un círculo vicioso hasta que su mirada se detuvo en la puerta al escuchar el crujido de las bisagras y el resonar de los materiales de la puerta, por lo que sus dedos se movieron formando una cruz sobre su cuerpo para después unir sus manos y alzar la mirada al cielo moviendo los labios rogando que no le descubriesen
Por favor te lo ruego, que no me descubran, soy demasiado joven para ir a la cárcel, bueno no tanto… pero prometo cambiar solo no dejes que me atrapen.
Murmuró el chico mientras su mirada se dirigía en pequeños intervalos a la figura femenina que entraba por la puerta al parecer bastante desganada, o al menos eso decía su propia percepción. Entrecerró los parpados de sus glóbulos oculares derecho e izquierdo intentando distinguir a aquella silueta. Ya sabía que en este lugar había chicos como él, pero al no conocer físicamente a su víctima tendría que investigar un poco. Su mirada se abrió de par en par cuando pudo distinguir a aquella chica de dorado cabello. Sus ojos recorrieron de pies a cabeza a aquella chica con las mejillas ligeramente enrojecidas para después recargar su cabeza en el librero ahogando un suspiro mordiéndose el labio inferior para después tomarse la cabeza cerrando los ojos con algo de fuerza.”Es una chica hermosa, me saqué la lotería” Su cabeza comenzó a racionalizar pocos segundos después para desviar la mirada un tanto desanimada.”Regla número uno de los ladrones Allen… No entables relaciones con tu víctima Sus ojos se cerraron por unos segundos hasta que sus oídos se alteraron tras cada pisada que escuchaban dirigirse hacia la habitación de la chica y llegando justo a su lado, tenía que idear un plan por lo que dirigió su mirada al temporizador y choco suavemente su nuca contra el librero, su cuerpo aún estaba inestable, el tiempo no estaba de su lado esta vez, pero lo más importante ¿Por qué la chica habría vuelto tan temprano de clases? ¿Acaso estaba enferma? Aun no debía estar ahí, en cuanto escucho los zapatos de la chica a un lado suyo simplemente dio una voltereta para ocultarse bajo la cama.
Vamos, Allen tienes que salir de aquí y rápido… Recuerda algo, eres ingeniero electrónico… Puedes. Instintivamente dirigió su mirada al reloj en su muñeca para que sus labios formasen una sonrisa maliciosa, recordando uno de sus antiguos inventos, esa sería su solución, podría huir sin más. Por la ventana obviamente pues si huía por la puerta correría el riesgo de encontrarse con las cámaras de seguridad quienes revelarían su acto ilícito. Adiós reloj de marca.(Banda Sonora del momento)Comentó dando un suave suspiro pesado mientras liberaba a su muñeca de aquel aparato sintiendo la adrenalina del momento, mientras observaba de reojo a la ojiazul buscando en su bolsillo un set de herramientas valga la redundancia de bolsillo. Rápidamente con un destornillador de cabeza plana abrió el reloj comenzando a reacomodar las piezas, ando rápidos y veloces ajustes en los engranes del aparato que terminaría acomodando por fuera de la superficie redonda del mismo. Dejó a un lado el destornillador para observar la pequeña maquina sin abandonar aquella sonrisa maliciosa que le caracterizaba en este tipo de actos. Por lo que después cortaría con una pequeña navaja las correas del reloj, con algo de dificultad pues la tela de esta sección era bastante gruesa, con una mueca de desagrado en su rostro y cerrando los ojos con bastante fuerza se despidió de aquella posesión que tanto trabajo le había costado conseguir, en uno de sus robos anteriores. Si bien es algo materialista también es bastante espiritual, una vez sus ojos notaron que la chica abandonaba la habitación con un bastidor lo cual le hizo desconcertar pero a la vez relajarse pues la chica ahora se había alejado unos cuantos metros de él. Una vez hubo terminado aquella maquina decidió darle cuerda y colocarla en el piso, observando por todos lados intentando aun buscar con la mirada alguna caja fuerte o algo que se le pareciese por lo que llego a una conclusión, la solución se encontraba dentro del armario, si un lienzo de tal tamaño podría guardar grandes cantidades de dinero ahí, incluso oro. Sus ojos se tornaron brillantes mientras abría la boca de la cual saldría un pequeño hilillo de saliva y de su nariz un hilillo de sangre que llegaría hasta su mentón al imaginarse lo que podría encontrar ahí.
”Seguro debe tener, grandes lingotes de oro, joyas, algún tesoro perdido de leyendas de altamar, o grandes fajos de dinero”Se dijo a sí mismo mientras fantaseaba con las cosas anteriormente mencionadas, hasta que su cerebro le haría reaccionar haciéndole agitar la cabeza de derecha a izquierda repetidas veces a una velocidad bastante considerable. Por lo que simplemente posó el carrito de cuerda que acababa de construir para dejarlo ir a través del piso escuchando el sonoro crujir de los engranes que desconcertarían a cualquier persona. En un rápido giro hacia la izquierda salió de la cama para estrellarse contra la pared ahogando un quejido de dolor por la fuerza con la que se había golpeado el brazo, sin más se levantó rápidamente para correr hacia aquel enorme armario y abrirlo de una con una gran sonrisa en sus labios.
¿Qué? ¿Es en serio? ¡¿Pinturas caseras?! ¡Solo eso guarda esta chica en este armario! ¿Dónde están las joyas? ¿El dinero? ¿El oro?Comentó gritando lleno de ira tras aquella enorme decepción para dar una punta píe a la pared que se encontraba a su lado para después recargar su frente en el mismo lugar.Ya nadie tiene respeto por nosotros los ladronesDio un pesado suspiro, mientras se recargaba en la pared intentando relajarse, hasta que su conciencia le haría recordar sus acciones, aquellos gritos, seguro que la chica les había escuchado, se cubrió la boca con ambas manos completamente sorprendido, había cometido la estupidez más grande de su vida. El dejarse llevar por la ira y la desesperación. En un movimiento rápido, tomo su reproductor de casete y lo guardo en su bolsillo derecho para comenzar a correr hacia la sala, la chica tal vez tardaría en reaccionar, lo cual le daría tiempo para tomar su bolso y saltar una ventana cercana a la sala. Su plan no saldría del todo bien… al sentir como su cuerpo chocaba con otro haciendo le caer al piso de una sola vez y rodar hasta estrellarse una vez más esta vez, estrellando su nuca contra el librero dejando una pequeña herida sangrante, dando un leve gemido de dolor.


Última edición por Allen Collingwood el Miér Mayo 04, 2016 7:45 pm, editado 1 vez
avatar
Allen Collingwood


Sexo : Masculino
Raza : Shapeshifter
Mensajes : 7
Galmos : 8134
Reputación : 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A thief with many faces [Priv. Beatrice]

Mensaje por Beatrice N. Hagebak el Miér Mayo 04, 2016 7:34 pm

Su pincel seguía trazando línea tras línea  haciendo que cada vez su bosquejo tomara forma en el gran lienzo, perdida en los colores y la vida que le daba aquella pintura, su sonrisa permanecía en su rostro y sus mejillas comenzaron a entumecerse aunque esto poco le importó a la joven de cabellos dorados pues estaba bastante perdida en su creatividad, en su mundo de colores y libertad sin fin, después de todo ese era el motivo de su arte, hacerla sentir en otro mundo y transmitir esos sentimientos tan agradables como lo eran la paz y la tranquilidad junto con la alegría de poder observar la perfectamente armónica  combinación de colores y el paisaje que resultaba fresco a su parecer, quería poder demostrarles a todos que estas pinturas no acabarían escondidas en algún ático sin tener la oportunidad de brillar por si solas y haciéndola brillar a ella también. Parpadeó al sentir que una pequeña gota de pintura naranja caía sobre su mejilla derecha aunque esto no le resultaba molesto o desagradable por lo cual decidió simplemente ignorarlo.

Se detuvo un momento para ladear con suavidad su rostro y observar su propia obra, su mirada reflejaba la felicidad que sentía en ese momento, sin duda estaba quedando como lo había imaginado e incluso mejor, no quería alardear pero tenía cierto talento innato que por supuesto muchos podrían reconocer, se sonrojo levemente al pensar en los halagos y felicitaciones que podría recibir al ser reconocida como una artista famosa y poder hacer salir a la luz por primera vez sus grandes obras de arte, el sueño la hizo distraerse un poco de lo que estaba ocurriendo en ese momento e incluso de lo que ella estaba haciendo mientras leves suspiros escapaban de entre sus labios y sus manos jugaban con el pincel que aun sostenía, parpadeó una vez salió de ese trance para así volver a su trabajo, tomando otro tipo de pincel y con la tableta de colores comenzando a darle más vida a su obra “Quedará hermoso, lo sé” se dijo a sí misma en su mente de forma positiva y animada.

Pero algo interrumpió de forma repentina su inspiración al escuchar un sonido raro proveniente de su habitación para así girarse y ver como un objeto extraño y el cual nunca había visto o que quizás se hubiera olvidado que estaba ahí pasaba frente a ella pero incluso si ya lo tenía ¿Cómo era posible que estuviera funcionando sin ayuda de nada más? ¿por qué no se había encendido antes? La joven aun un tanto extrañada por aquello siguió el pequeño objeto aunque este era bastante escurridizo para ella. Dio un pequeño salto de asombro mezclado con temor al escuchar el desastre que provenía de su habitación ¿Qué estaba pasando? Parpadeó y caminó aun más asustada y nerviosa, apuntando a la puerta del lugar con su pincel como si este fuera un arma para defenderse de lo que sea que estaba causando todo eso.

— ¿Qui…Quien está ahí? — preguntó con un tono de voz tembloroso y entrecortado sin poder evitar tartamudear, sus manos pequeñas y delicadas sostenían el pincel fuertemente incluso temblando, abrió sus ojos completamente al ver como de la habitación salía disparada una persona, no tuvo oportunidad ni de esquivarla haciendo que chocaran, un leve quejido escapó de entre sus labios y al caer buscó la forma de sostenerse con algo haciendo que el bastidor cayera junto a ellos y las pinturas junto los pinceles se vieron desordenados en todo el lugar, un  gran desastre.

Ella de forma instantánea cerró los ojos, sentía un leve dolor en su espalda y en el hombro derecho debido que estas zonas habían recibido el impacto de la caída y el del choque, no quería abrir los ojos pero aun así sentía que debía al notar el cuerpo de esa otra persona sobre el propio, sus manos aun temblaban y se mordía el labio inferior hasta que este comenzó a adormecerse debido a la fuerza e insistencia ¿qué debía hacer ahora? Estaba en una situación bastante extraña y no sabía ni cómo actuar al respecto ¿Quién era esa persona? ¿Qué hacía en su habitación? ¿Y por qué había armado tanto alboroto? Cada una de esas preguntas y más se revolvían en su mente. —Creo que…no fue buena idea correr así ¿no? —  murmuró a la persona, entre abriendo un poco sus orbes para luego ver el rostro ajeno, examinándolo y parpadeando al ver el tono rojo de la sangre sobre una pequeña zona de la piel contraria  —¿E..Está bien? — preguntó con un tono claro de preocupación ahora sin importarle mucho todo a su alrededor.
avatar
Beatrice N. Hagebak


Sexo : Femenino
Mensajes : 7
Galmos : 8155
Reputación : 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A thief with many faces [Priv. Beatrice]

Mensaje por Allen Collingwood el Miér Mayo 04, 2016 8:17 pm

Sus labios separados suavemente dieron un suspiro de resignación mientras tocaban su herida y escuchaba la voz de aquella chica con la que se había estrellado. Recargó de un golpe su mano libre sobre el bolsillo donde tenía su reproductor haciendo que este encendiera a todo volumen y emitiera la música por los auriculares a lo que simplemente negó con la cabeza murmurando entre dientes “¿Para esto recé?”. Recorrió su herida haciendo una leve mueca de dolor al tocarla ahogando un pequeño grito entre sus labios mientras intentaba limpiar la sangre de su cabello. Sí… No fue una buena idea… Aunque, pude haber escapado Con un tono bastante sarcástico y a la vez altanero respondió así a la primera pregunta que se le había realizado para después abrir ambos ojos y observar a un lado de donde se encontraba la chica.
Dio un suspiro de resignación mientras la posición sus cejas hacían el rostro del chico un tanto frío y amenazante observando hacia el lado izquierdo notando que el pequeño carro-reloj aún seguía en funcionamiento y se dirigía hacia el para tomarlo y atorar sus ruedas.Sí, claro que estoy bien, nunca me había sentido mejor.Murmuró entre dientes mientras alzaba el rostro para observar a la chica con cierto aire de superioridad.Pero… ¿Puedo decir lo mismo de ti?... Eres una chica… por lo tanto debes ser débil, seguro dirás que te rompiste un hueso.Comentó mientras de entre sus labios salía una risa bastante egocéntrica y altanera cerrando los ojos señalando a la chica por unos segundos para después ponerse de pie sosteniéndose de la pared.”Por favor… para… Ella no es como tu madre”. Hizo caso omiso a sus propios pensamientos para después inclinar la cabeza hacia un lado limpiando la sangre que había en su mano frotando esta contra su pantalón varias veces mientras entrecerraba la mirada observando a la chica con cierto disgusto.”No todas las mujeres son iguales, Allen…”Continuaba ignorando a su propia razón mientras caminaba hacia la chica para después ponerse en cuclillas y observarle con la típica sonrisa llena de malicia que le caracterizaba.¿Me tienes miedo?... ¿Soy feo cierto?... ¿Quieres ver que puedo ser aún más feo? Murmuró mientras acercaba su rostro al ajeno fijando sus pupilas en las ajenas mientras estas se contraían y sus ojos perdían cierto brillo.Claro que lo tienes… Todos ustedes son iguales… Volvió a murmurar para después retroceder aún en cuclillas y ponerse de pie correctamente. Dio un leve suspiro de resignación, seguramente había asustado a la chica… Pero no podía evitarlo… ¿Qué podría esperar de una mujer mientras su madre seguía atormentándole como su peor pesadilla?... Arrastrando el pie suavemente se acercó al lienzo caído de la chica para observarlo con curiosidad, inclinó suavemente su cabeza hacia un lado mientras su sonrisa desaparecía de sus labios haciéndole cubrir sus ojos. Ella en realidad tenía talento, algo que él tal vez no… Se inclinó suavemente para comenzar a limpiar la pintura caída del piso con sus manos y acomodando los pinceles dando un suspiro pesado.

Cuando hubo terminado, se puso de pie y se tocó la herida que comenzaría a sanar en un proceso lento y algo doloroso, a lo que se tomó la cabeza cerrando los ojos con fuerza recargándose en el librero mientras con una de sus manos tomo la pintura de la chica para acomodarla en su lugar una vez más, una vez hecho esto vio de reojo a la chica y negó un par de veces no la cabeza para después asentir como una especie de disculpa, lamentaba haber casi arruinado aquella bella obra.”Discúlpate… ¿Quieres que alguien más en este mundo te odie?... A puesto a que no"Por fin hizo caso a su propia conciencia dando un suspiro de nuevo, cualquier persona normal diría que se había enamorado de la chica por estar suspirando tanto, pero ahora mismo su mente se encontraba revolviendo ideas y viejos sentimientos por lo que simplemente cerró los ojos para evitar el contacto visual… No podía decirlo si le miraba a los ojos, pues se sentiría nervioso… o más culpable.Oye… Disculpa… Yo no quería molestarte… Es más creí que volverías hasta dentro de dos horas… Solo… Disculpa ¿Sí?...Comentó mientras se recargaba aun con más fuerza en el librero aguantando el dolor que le hacía sentir la sanación de sus heridas. Sinceramente solo estaba esperando una bofetada… o que le echará de ahí a golpes.
avatar
Allen Collingwood


Sexo : Masculino
Raza : Shapeshifter
Mensajes : 7
Galmos : 8134
Reputación : 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A thief with many faces [Priv. Beatrice]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.