Fast Rules
•Tienes 7 días para crear y terminar tu ficha.
•Con tu ficha aceptada puedes abrir un tema. ¡Queremos leerte!
•Sin color no puedes rolear en post ni en chatbox.
•Respeta para que te respeten.
Últimas Noticias
•La alberca exterior no podrá ser utilizada hasta nuevo aviso debido a que se ha congelado a causa de los fríos extremos. No obstante la alberca bajo techo puede ser utilizada.
•La cafetería ha comenzado a servir sus famosas sopas de "adivina que contienen". ¡Muy recomendables para el frío, y es muy entretenido darse a la tarea de descubrir que tienen! La receta es distinta cada día.
Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff
Abel V. Shvets
MP - Perfil
Kashia Bythesea
MP - Perfil
Darsey O. Godin
MP - Perfil
Temas Importantes
Ambiente(?)
Últimos Temas
Últimos temas
» Solicitud de Afiliación NORMAL
por Invitado Lun Ago 01, 2016 8:41 pm

» You should be here [Priv. Nora Cyrellius]
por Nora Cyrellius Dom Mayo 22, 2016 11:03 pm

» Creación de Frases
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:53 pm

» El juego de las plumas y las risas (privado)
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:48 pm

» entre plumas de colores rol y mas
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:38 pm

» Un penique por mis pensamientos~~ (Rol(?))
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:37 pm

» Solicitud de Afiliación CAMBIO DE BOTÓN
por Invitado Vie Mayo 20, 2016 12:16 pm

» ¿Curiosa coincidencia? [Priv. Imriel]
por Charlotte Grace Miér Mayo 11, 2016 3:53 pm

» ¿Qué le harías al de arriba?
por Charlotte Grace Miér Mayo 11, 2016 11:44 am

¿Sabías qué...
...Solche Prestige es una cupula que tiene edificios de cabeza?
Tanque
(Alimentalos(?))
Creditos
Absolutamente todas las tablillas utilizadas en el foro fueron creadas por el staff, y únicamente para nuestro foro. Muy por el contrario, ninguna de las imágenes nos pertenece, aunque todas han sido editadas en photoshop por el Staff. Las imágenes han sido sacadas de Zerochan, Pixiv y Deviantart. Los físicos de Galamoth son de "Nafah" en deviantart también.
Agradecemos a foroactivo por los tutoriales. Por último especificamos que todo el material que los usuarios posteen aquí pertenece solo al usuario. El plagio no será tolerado, sean originales, por favor.
Quiero agradecer primordialmente a mi staff, que ha sido quien me ha motivado a seguir con este proyecto. Agradezco especialmente a Kashia Bythesea por ayudarme a buscar las imágenes para variadas labores, siempre muy dispuesta. Agradezco especialmente Darsey O. Gobin por impulsarnos a salir adelante incluso aunque los tiempos se vean difíciles y comencemos a cansarnos. Así es como se sale adelante: en equipo y con amor.
Por último y muy importante agradezco a todos los usuarios que han mantenido a este foro vivo, muchas gracias.

¡¡Solo quiero sacarte de quicio!! (Priv. Lior)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡¡Solo quiero sacarte de quicio!! (Priv. Lior)

Mensaje por Nathan Reynolds el Dom Nov 29, 2015 1:17 pm

Fiesta y compañeros. De por si solo aquellas dos palabras decían cosas completamente distintas, por un lado la fiesta podía ser de cualquier tipo y por otro compañeros podía llegar a ser simplemente algo ocasional, algo como "compañeros de clase" no significaba realmente nada. Ahora, si cogíamos aquellos dos palabras y las juntabas salía algo explosivo, divertido, algo que podía durar toda la noche, una borrachera y cientos de cosas mil mejores. Y eso es exactamente lo que había pasado durante toda la noche.

Habíamos salido de la universidad como a las ocho de la tarde, habíamos ido a cenar tranquilamente, habíamos disfrutado de una velada tranquila hasta aproximadamente las diez. Esa era la hora clave, ni tarde ni temprano, esa hora en la que todos nos teníamos que reunir en la puerta mas exterior de la discoteca mas grande de toda la ciudad, la cosa no estaba para ahorrar, no esta noche. Habíamos pasado las siguientes horas bailando y bebiendo como si el mundo acabase en ese mismo instante, nos habíamos arrejuntado, nos habíamos separado y tras eso, puestos de mas "felicidad" de la que podíamos soportar habíamos salido a destrozar el mundo, literalmente.

Las farolas, los coches, la gente, absolutamente nadie estaba a salvo de nuestras fechorías pasadas por alcohol y después de eso solo habíamos tenido que seguir improvisando un poco mas, aun que era completamente normal que una noche de excesos terminase con un buen revolcón en el sitio mas inesperado. Sexo, baile, alcohol y destrucción. Mordí mi labio inferior mientras recordaba cada paso de aquella noche, larga y a la vez corta noche. Pero ahora no era ni mucho menos la hora de volver a la universidad y menos después de todo. Alcé la vista ahora que ya había encontrado el lugar idóneo, ese lugar que llevaba buscando desde que había salido de ese callejón mugriento, aquella pequeña iglesia en apariencia abandonada. La conocía de hacía varios años y no precisamente por ser un católico de tomo y lomo, sino porque efectivamente a penas nadie la conocía, era el mejor sitio para dormir un rato.

Miré las grandes puertas dando un gran paso -Con permiso diosillo de pacotilla~~- Según la "Biblia" los demonios eramos los peores seres del mundo, que te llevaban a cometer actos de lo mas impuros. Pero ese diosillo si quiera podía echarnos de sus "santuarios". Silbé con fuerza mientras atravesaba el primer pasillo antes de abrir la segunda puerta, que, curiosamente golpeó mi cabeza en cuanto mi mirada se giró a observar que efectivamente estuviese todo vacío. Toqué mi frente soltando un quejido que hizo eco por las paredes. -¿Venganza eh? ¿Eso es todo lo que tienes capullo?- Murmuré apagando las velas de penitencia de su lado y pateando sin importancia algunos de los bancos. Tampoco es que estuviese muy fino para pensar algo mas maquiavelico.

Y echo esto simplemente entre dando grandes pasos por medio de las dos filas de butacas, elegí una, al azar y me senté en ella recostándome y apoyando los pies en el otro banco frente a mi, cerrando los ojos y dejando caer mi cabeza hacia atrás suspirando solo una vez mas. Las botas de cuero negro chirriaron contra el banco en cuanto me moví para recolocarme. La verdad es que si me veía tampoco tenía demasiada buena pinta, pantalones negros, algo rajados a modo de adorno, camiseta gris, sin mangas, las botas de cuero y eso sin hablar de los innumerables piercing que poblaban mi cuerpo.
avatar
Nathan Reynolds


Sexo : Masculino
Raza : Hibrido (Incubo/Metamorfo de hurón)
Mensajes : 33
Galmos : 10829
Reputación : 3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡¡Solo quiero sacarte de quicio!! (Priv. Lior)

Mensaje por Lior Karael Bentton el Dom Nov 29, 2015 3:57 pm

Como siempre, el sol amaneció con tranquilidad. Mis quehaceres estaban marcados por una firme rutina que rara vez que se rompía. Al menos hasta que llegó Micael, claro. Ahora era tan tentador quedarse en la cama, o descuidar el huerto para irlo a ver un poco antes... Pero no, debía cumplir con mis deberes. De lo contrario las plantas morirían, llegaría tarde a clase, y todo se envolvería de un desagradable telón malhumorado que ante todo quería evitar. Por ello cumplí, como siempre. Aunque que fuera fin de semana no ayudaba demasiado, a decir verdad. Inconscientemente buscaba huecos para pasar el tiempo con Micael. ¡No podía evitarlo! Habíamos estado diecisiete años sin vernos, y ahora, de pronto, no solo descubría que mis sentimientos por él no habían muerto, sino que además él sentía lo mismo...

Decidí que lo más sensato, quizá, sería ir a la ciudad a visitar una de mis iglesias favoritas. Estaba algo apartada del centro, pero era de las más hermosas. Sus vidrieras explicaban grandes historias de santos y del mismísimo Jesús. Sus columnas, altas y robustas, dibujaban resistentes arcos que hacían de la estancia un sitio fresco y agradable. Un lugar donde sentirse protegido y a salvo de todo mal. Allí el mal podía entrar sin ningún problema, por supuesto... pero a veces lo que más protegía era la esperanza misma. Una creencia, por falsa que fuera, se basaba en la fe de uno mismo. Si existía un dios todopoderoso o no, no lo sabía, pero la fe que en mí vivía desde bien pequeño me impedía pensar cualquier otra cosa.

Con solo entrar mis pulmones se hincharon de aire y mis pasos se volvieron más firmes y seguros, acunados por el aura de aquel lugar. ¿No era increíble lo que podían transmitir ciertos parajes? Cualquier punto con un mínimo de espiritualidad transmitía una sensación tan limpia... Como los brazos de una madre o una buena nana. Invitaban a cualquiera a entrar y perderse en sus detalles, compartieran las creencias o no. Para mí aquello era maravilloso. Por eso, tras varias horas de animada conversación con el párroco de la iglesia, me sorprendió tanto que alguien entrara a destrozar el lugar.

Era un chiquillo joven, de apariencia malhumorada y rebelde. No sabía si era humano o no, pero estaba claro que dios no le caía demasiado bien. Suspiré al ver que le hablaba como si nada, aunque me hizo gracia el golpe que se llevó. Esperé a que se hubiera relajado para acercarme. No era la primera vez que trataba con alguien así. En otras escuelas siempre habían un par de alumnos que preferían cualquier cosa a obedecer a sus mayores aunque tuvieran toda la razón del mundo. En general solía salir bien parado, pero sabía que cada uno era un mundo y debía andarme con pies de plomo. Me acerqué, así pues, ligero y silencioso, parándome frente a las velas para taparle la luz.

-¿Puedo ayudarte?-pregunté con voz amable.
avatar
Lior Karael Bentton


Sexo : Masculino
Raza : Ilusionista
Mensajes : 46
Galmos : 11308
Reputación : 1
Localización : Predicando la palabra del Señor

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡¡Solo quiero sacarte de quicio!! (Priv. Lior)

Mensaje por Nathan Reynolds el Jue Dic 03, 2015 1:51 pm

Bostecé mientras sentía el peso de toda la noche cerrar mis parpados, el silencio ayudaba muchísimo por supuesto y la tranquilidad que sentía al saber que nadie iba a molestarme hacía que cayese inevitablemente junto a los brazos de morfeo. En ese duerme vela, en ese momento en el que todo lo que pasa a tu alrededor no parece nada mas que un sueño, en esa parte en la que parece que todo lo real se vuelve irreal, como si una niebla lo recubriese todo o en este caso en concreto la luz que antes enfocaba hacia mi cara se apagaba dándome, en cierta forma, lo único que me faltaba. Esbocé una sonrisa ladina seguida de un gran suspiro calmado.

Sin embargo aquella voz, suave y susurrante, aquella voz me sacó de mi tierna y agradable estadía entre sueños. Abrí los ojos perezoso con una mueca del mas absoluto desagrado, curas, seguro que era eso y además viejo, con barba blanca, pelo escaso e incluso calva del tamaño de la coronilla. Pero no. Parpadeé un par de veces y moví mi cabeza con estupefacción, no era viejo ni mucho menos y de ser, tampoco era todo lo que había pensado anteriormente. Mi sorpresa sumada con el pequeño grado de estupor al haberme dormido durante pocos segundos hicieron que mis ojos de color carmesí siguiesen la silueta del muchacho de arriba hacia abajo, sin terminar de creerse que era lo que estaba pasando. Pero así era.

La comisura de mi boca se echó hacia un lado ladeando una sonrisa que nada tenía de buenas intenciones -Que grosero- Apunté mas para molestarle que para nada mas- ¿Lo primero no debería ser saludar? Un hola, buenos días- alcé mi dedo índice dando con ello, quizás, mas veracidad a mis palabras. Le miré interrogante-Bueno venga, vale, te ayudaré, pero que conste que solo esta vez, ¿de acuerdo?-

Me enderecé en el banco, recolocandome y carraspeando varias veces -Venga, repite conmigo. Hola, buenos días, ¿Puedo ayudarte?- me mofé un poco, solo un poco pero lo suficiente como para observar una mueca de molestia de sus facciones, o al menos eso buscaba. Había imitado su voz, realmente una burda imitación de lo que podía ser su voz, algo que mas que molestar servía para hacer comedia, burda y desagradable, pero comedia al fin y al cabo. Dormir podía esperar, molestar era y sería mi prioridad.
avatar
Nathan Reynolds


Sexo : Masculino
Raza : Hibrido (Incubo/Metamorfo de hurón)
Mensajes : 33
Galmos : 10829
Reputación : 3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡¡Solo quiero sacarte de quicio!! (Priv. Lior)

Mensaje por Lior Karael Bentton el Sáb Dic 05, 2015 6:04 pm

Para bien o para mal, ese parecía ser uno de esos muchachos rebeldes que se enfrentaban contra cualquier símbolo de autoridad con uñas y dientes aunque nadie entendiera su causa. A veces ni siquiera la había, realmente. Pero tampoco me importaba demasiado. A lo largo de mi vida, pese a que no había sido ni larga ni demasiado complicada, había conocido a muchos tipos de personas, y la paciencia, virtud de la que podía alardear, me había ayudado en todos los casos. Tozudos, violentos, mentirosos, retorcidos... no me importaba, realmente, porque pensaba tratarlos con la misma corrección que a cualquiera, se la merecieran o no. ¿O acaso no estaría justificando yo su odio si hiciera lo contrario? Por ello sonreí divertido a sus burlas y lo miré sin pizca de maldad, buscando la solución más cómoda para que ambos termináramos consiguiendo lo que queríamos sin que nadie terminara malherido.

-Ahí tienes razón, he sido grosero.-admití sin pudor-Buenos días, ¿puedo ayudarte?-repetí sin, realmente, sentirme ofendido. Más bien al contrario. Me hacía muchísima gracia las maneras en la que los jóvenes intentaban ofuscar el juicio de las personas. Algunos eran realmente creativos. Una vez, por ejemplo, mientras barría el suelo de la parroquia en la que enseñaba, descubrí a unos cuantos adolescentes decorando la fachada con obscenidades y palabras ininteligibles para mí. Reconozco que en un primer momento me mosqueó. Pero respiré hondo, me acerqué a ellos, y en lugar de echarles un sermón los motivé a seguir proyectando su creatividad, dándoles algunos consejos para que los dibujos quedaran mejor. Se quedaron tan extrañados y sorprendidos que al final terminaron haciendo figuras realmente bonitas. Después el padre Miguel me riñó a mí, claro, pero yo sentí que había actuado correctamente.-¿No tienes un lugar donde dormir?-me permití indagar. Podría haberse puesto a dormir allí por cualquier razón, claro, pero era mi deber preguntar. Al fin y al cabo, uno de los objetivos de las iglesias era dar cobijo temporal a aquellos que lo necesitaran. La tradición se había perdido con el tiempo, porque la fe ya no era algo "popular", pero jamás negaría una cama a quien no tuviera techo.
avatar
Lior Karael Bentton


Sexo : Masculino
Raza : Ilusionista
Mensajes : 46
Galmos : 11308
Reputación : 1
Localización : Predicando la palabra del Señor

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡¡Solo quiero sacarte de quicio!! (Priv. Lior)

Mensaje por Nathan Reynolds el Vie Dic 25, 2015 2:53 pm

Ni aun que hubiese querido hubiese podido esconder toda la estupefacción que me golpeaba violentamente, pues no solo había accedido de buena gana a lo que había dicho, sino que había repetido mis palabras una por una antes de poner aquella sonrisa que me crispaba los nervios. En un primer momento me mosqueé, era como si se estuviese riendo en mi cara desde el momento cero, pero aquello terminó cuando de nuevo eché un vistazo al muchacho que tenía sobre mis ojos. Fue sin pudor, tampoco me molesté en ocultarme para que no lo viese y mientras él mantenía esa fachada de amabilidad yo le recorría de arriba hacia abajo con la mirada. Tras eso volví a sonreír, no solo por como era y para esconder la primera molestia que había sentido, sino por que la malicia volvía a llamar a la puerta de mi conciencia una vez mas. - Quizá- respondí secamente sin decir una sola cosa mas. Solo quité mis piernas del banco que se encontraba frente a mi y desperezándome crucé mis piernas, mis brazos quedaron apoyados en el respaldo mientras mantenía mi mirada rojiza en su cara.

Mi sonrisa se truncó hasta convertirse en una burda imitación de la suya -Vaya, a simple vista pareces algo mas activo que sumiso, las apariencias engañan- Giré la cabeza fingiendo en cierta forma aburrimiento por la charla banal.-Además pensé que tendrías mas personalidad, mira que ir repitiendo lo que dicen los demás ¿No te da vergüenza? robarle las expresiones a otra persona- Alcé las manos y me encogí de hombros mientras negaba con suavidad la cabeza. Solo una única cosa me gustaba mas que dormir en este mismo momento y era que la atención ahora era toda mía, era la única estrella en ese monasterio y si no hubiese sido así aquel curilla no hubiese venido a molestar mi estropicio. Pero, eso era lo mas divertido de todo, devolver la jugada.

Me levanté, poniendo ambas manos en mis caderas- Podría dormir en cualquier sitio, pero siento que si iba a casa de mis compañeros lo que menos iba a hacer era descansar- Había que usar otras tácticas, la primera que había sido meterme con sus modales no había funcionado, ahora solo tenía que averiguar que tal se le daba eso del sexo, al fin y al cabo era otro cura mas. -Pero parece que por aquí tampoco se puede descansar a gusto ¿no?- Me acerqué un paso cruzando los brazos y subiendo la cabeza, con altanería, egocentrismo, como si fuese el mismísimo centro del planeta y bueno, no era por echarme flores, pero estaba cerca de serlo.

off:
Perdona por la tardanza, entre el foro en construcción y las fiestas no me había dado cuenta de que me habías respondido >-<
avatar
Nathan Reynolds


Sexo : Masculino
Raza : Hibrido (Incubo/Metamorfo de hurón)
Mensajes : 33
Galmos : 10829
Reputación : 3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡¡Solo quiero sacarte de quicio!! (Priv. Lior)

Mensaje por Lior Karael Bentton el Dom Dic 27, 2015 5:09 pm

Sonreí, divertido por las ocurrencias del muchacho. Siempre me había parecido curiosa la visión que tenían los jóvenes de los sacerdotes. Aunque más divertido era cuando se daban cuenta, de una manera u otra, que ser cura no implicaba seguir a rajatabla todas las órdenes del señor. Por ejemplo, yo disfrutaba tanto como cualquier otro del buen sexo. Aunque, y eso no podía evitarlo, sí que me desagradaba la práctica de sexo descontrolado y sin conciencia con desconocidos. No le encontraba gracia alguna en acostarse con alguien con quien no se tenía lazos sentimentales. Es decir... No. Solo de imaginarme a Micael yaciendo con un cualquiera... No, definitivamente no.

-¿Debo tomarme eso como un cumplido?-sonreí entretenido, sentándome cerca del muchacho, pero respetando su espacio personal.-Oh, ninguna. Al fin y al cabo, nuestra personalidad se hace a partir de lo que vemos. Ehm... ¿cómo era la frase...?-me pregunté alzando al vista al hermoso techo de la parroquia para recordar mejor-"Si un niño ve guerra, hará la guerra. Si ve cariño, dará cariño".-cité con la suave sonrisa que me caracterizaba. Una gran frase. Estaba muy de acuerdo con ella. Por eso, cuando daba clase a los más pequeños, me esforzaba tanto en enseñarles que, dijera lo que dijese Dios, uno siempre debía ir tan cerca de la rectitud como le fuera posible. Quizá la suerte, el destino, o la elección de nuestro señor hiciera que nuestra vida estuviera llena de adversidades, pero debíamos superarlas con fe y esfuerzo. Las malas acciones nunca traían nada bueno.

-Bueno, es un sitio tranquilo. Va muy bien para meditar. Pero me temo que si lo que quieres es dormir estos bancos de madera no son los más adecuados para hacerlo.-dije amable y conciliador como siempre. Que yo recordara, había pocos temas que me enfurecieran. Podían irritarme y molestarme muchísimo... pero rara era la vez que me enfadaba. Durante toda mi vida había intentado que así fuera, y al final había logrado tomarme casi todo con un punto optimista de lo más útil. Muy útil en estos casos.
avatar
Lior Karael Bentton


Sexo : Masculino
Raza : Ilusionista
Mensajes : 46
Galmos : 11308
Reputación : 1
Localización : Predicando la palabra del Señor

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡¡Solo quiero sacarte de quicio!! (Priv. Lior)

Mensaje por Nathan Reynolds el Miér Ene 27, 2016 7:19 am

Oh- fue lo único que conseguí soltar ante aquella rápida respuesta, lo que intentaba se truncaba lo hiciese como lo hiciese y, no podía negarlo, por una vez tenía gracia que tuviese que currármelo. Sin embargo no pensaba que un curita fuese tan avispado, se suponía que se recluían y se limitaban a vocear las palabras de su "señor" sobre demonios, sobre seres del mal que destrozarían tus vidas si te acercabas. Solo una cosa que decía aquel tío era verdad: Cuidado porque te llevarán por el mal camino. Aun que, disfrutar tampoco era un mal sendero. -Depende de que consideres tu un cumplido. Para mi que me llamen cabrón puede serlo pero no es exactamente la intención que lleva el comentario- Mi sonrisa, mi expresión graciosa y altanera tornaba una forma maliciosa, que incluso podía confundirse con una más que juguetona, me divertía, estaba claro pero ahora solo podía contar los minutos que tardaría aquel muchacho en fruncir el ceño.

Me volví a recostar sobre el asiento lo mas cómodo posible -"Si un niño ve guerra, hará la guerra. Si ve cariño, dará cariño. Y si el niño no ve nada, hará lo que le de la puta gana"- Enfaticé aquello ultimo, de mi propia cosecha para soltar una pequeña carcajada. Me gustaba mofarme en ciertas ocasiones de lo que los demás creían o decían creer, porque cuando algo en su vida les instaba a dejarlo ellos simplemente lo abandonarían a su suerte. -Vaya- susurró fingiendo sorpresa -Creo que es la primera vez que me echan de la casa del "señor" -utilicé mis dedos para enfatizar la ironía con la que comunicaba mi disconformidad. -Esta bien entonces- Su mirada afilada se clavó en la ajena- Supongo que entonces se lo podré pedir a alguien de por ahí, un lugar para descansar. La gente por un buen polvo te dejan pasar lo que quieras en su casa y.. ¿quien sabe? puede que incluso consiga algo de dinero extra- Me encogí de hombros. -Porque ya sabes lo que dicen "La vida es como el punto G, aprende dónde tocar y tendrás a alguien a tus pies-

Para mi eso era lo mas normal del mundo, lo hacía siempre y cuando me pagasen y en la universidad a la que asistía había mas de uno desesperado por las hormonas. Al principio no lo había aprovechado, pero tras varias semanas la idea había surgido de la nada y me podía ganar una buena cantidad por solo hacer lo que mas me gustaba. Me di la vuelta y salí del pequeño banco de madera, dispuesto precisamente a abandonar el lugar en pos de encontrar lo mismo que había predicado segundos atrás, o al menos eso era lo que parecía, porque mi cuerpo estaba demasiado exhausto, mi centro animal me obligaba a descansar y no llegaría a ningún lugar antes de caer a plomo. Seguramente solo saldría de su vista, me convertiría en el animal tan adorable que era y dormiría en cualquier rincón del lugar. Pero antes de eso quería ver la reacción del chico, molestar tenía muchas definiciones y yo las quería utilizar todas en lo que había fijado como mi objetivo principal.
avatar
Nathan Reynolds


Sexo : Masculino
Raza : Hibrido (Incubo/Metamorfo de hurón)
Mensajes : 33
Galmos : 10829
Reputación : 3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡¡Solo quiero sacarte de quicio!! (Priv. Lior)

Mensaje por Lior Karael Bentton el Dom Ene 31, 2016 5:09 pm

-Supongo que tengo un parámetro normal de aceptación de cumplidos.-sonreí sin malicia. Era un chiquillo extraño, sí. Estaba más claro que el agua que era uno de esos que disfrutaba molestando a la gente, pero por suerte yo tenía mucha paciencia y experiencia en adaptarme a los comentarios ofensivos. Recordaba una vez en la que hubo una pequeña manifestación delante de la iglesia en la que trabajaba, en la que una docena de personas gritaban alegando que la religión era una mentira, una farsa, y que todo era un plan del gobierno para tenernos controlados. No fue fácil, pero hablando se entiende la gente y conseguimos, los demás curas y yo, que todos se relajaran y se fueran a sus casas. La verdad es que eran buena gente, muy majos. Una incluso me enseñó a cocinar brownies.

-Buen punto. Pero hasta los niños más desobedientes lo son por una razón.-dije por propia experiencia con una suave sonrisa. Era relativamente joven, pero había tratado con muchos niños, de casi todas las clases. Los más revoltosos eran los más complicados de tratar, pero hasta estos tenían solución. Solo tenías que dar con el centro del problema y saber tratarlo. Una vez, por ejemplo, tuve a un chico de unos ocho años que estaba obsesionado con lanzarle cosas a las estanterías. Tras hablar unas cuantas veces con ellos supe que era cosas de sus padres, que cuando discutían terminaban estrechando lo primero que encontraban contra los muebles. Al final las cosas acabaron bien, pero uno tenía que involucrarse un poco si quería dar con una solución real. En ese tipo de cosas no valían las medias tintas.-Oh, no decía que te fueras. Allí atrás...-intenté explicarme antes de oír sus planes. Aquello sí que me sorprendió. Había conocido algunas prostitutas, pero jamás pensé que nadie disfrutaría al vender su cuerpo a cambio de dinero... Y menos alguien tan joven. Tragué saliva y me quedé unos segundos quieto, intentando pensar qué decir.-Es mi deber decir que no tienes que hacerlo. Si buscas un sitio donde pasar la noche, aquí atrás tenemos un par de camas para casos de emergencia.-dije tranquilo, recuperando enseguida la compostura. Esperaba, aunque con escasas esperanzas, que eso le hubiera hecho cambiar de opinión. No podía ni imaginarme qué había de bueno en acostarse con cualquiera por un puñado de billetes. Ah, juventud...
avatar
Lior Karael Bentton


Sexo : Masculino
Raza : Ilusionista
Mensajes : 46
Galmos : 11308
Reputación : 1
Localización : Predicando la palabra del Señor

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡¡Solo quiero sacarte de quicio!! (Priv. Lior)

Mensaje por Nathan Reynolds el Vie Mar 25, 2016 6:53 am

Bingo. Había ganado la lotería en el momento en el que le escuché dudar, fueron apenas unos segundos de nada pero lo suficiente como para ver que el tema le perturbaba lo suficiente. Giré la mirada entornando una sonrisa maliciosa deleitándome con la cara confusa que había conseguido poner sobre su rostro. Me di un cuarto de vuelta mientras cruzaba los brazos sobre mi pecho, tenía casi medio pie fuera de la iglesia y él lo sabía una frase menos acertada me haría marcharme y se lo dejé ver con solo un par de gestos. El juego había empezado en ese mismo momento. -¿Tu deber? Tranquilo, no tienes que esforzarte a ti mismo porque me quede-Alcé una mano tranquilizador negándola un par de veces. Fingí estar decepcionado y fruncí el ceño en desacuerdo mientras bajaba la mirada -¿Acaso soy un caso de emergencia?-Esta vez giré del todo y mi cuerpo se encaró frente a frente con el contrario.

Chasqueé la lengua haciendo tintinear mi cadena que ondeaba a cada movimiento de mi cabeza, incluso ante los más imperceptibles movimientos. -En ese caso ¿cuál es la emergencia? Casi tenía claro que me estabas echando, así que supongo que la emergencia no era que yo tuviese sueño ¿Sería entonces que la emergencia es que folle con cualquiera por una cama?- Moría de risa por dentro, quería ver como se descomponía en expresiones molestas, confusas, desagradables, divertidas al fin y al cabo, aunque ahora que había empezado realmente me divertía de soberana manera. -ah… espera- alcé una ceja, siguiendo con aquel amado juego, abrí los ojos como si mi mente me hubiese pillado desprevenido incluso a mí. Negué un tanto bajando las manos hasta mis caderas- No lo había pillado, vale- admitió. "Veamos cómo se las apaña" susurré mentalmente.

Suspiré e hice un tiempo de espera, no solo para que el otro se mantuviese en tensión, sino para hacer que yo mismo me lo estaba pensando sinceramente. –Bueno, está bien, accedo- añadí levantando la cabeza. –Si de todas formas tengo que acostarme con alguien para encontrar una cama, prefiero que sea aquí, al menos no tengo que volver a recorrerme la ciudad de nuevo –Me encogí de hombros. Tiré de la camiseta quitándomela mientras avanzaba hasta el contrario - ¿Dónde lo quieres entonces?- Iba de coña, no era de los que le gustaba joder a la iglesia de esa forma, literalmente hablando.
avatar
Nathan Reynolds


Sexo : Masculino
Raza : Hibrido (Incubo/Metamorfo de hurón)
Mensajes : 33
Galmos : 10829
Reputación : 3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡¡Solo quiero sacarte de quicio!! (Priv. Lior)

Mensaje por Lior Karael Bentton el Mar Abr 19, 2016 2:48 pm

La sonrisa maliciosa que me dedicó no presagiaba nada bueno. Comencé a barajar la posibilidad de que se tratara de uno de esos chiquillos que, simplemente, disfrutaba causando problemas. Incluso si quería creer que todos tenían un lado bueno y racional, debía aceptar que no era del todo real. La mayoría lo tenían, incluso si se esforzaban por esconderlo, pero muy contadas personas eran la excepción. Incluso sabiéndolo, esperaba que este no fuera el caso. Nada me gustaría menos que observar impotente cómo alguien destruye su vida y la de los que le rodean sin ninguna razón. Destruir por destruir no tenía más objetivos que hacer el mal, ver a la gente sufrir sin opción a algo mejor. Me esforzaba por entender a todos, para encontrar alguna solución... pero, a veces, no existían. Quien desea el horror solo eso encontrará.-No me estoy forzando. Estas puertas estarán siempre abiertas para quien lo necesite.-sonreí tan tranquilo como siempre, excrutando sus facciones para saber qué buscaba-Bueno, si necesitas vender tu cuerpo para poder dormir bajo un techo decente... Sí, lo considero un caso de emergencia.-asentí con cuidado, todavía dudando respecto al chico.

-Malinterpretaste mis palabras, me temo. Yo no te estaba echando. ¡Dios me ampare de negarle la entrada a su casa a quien quiera entrar! Tan solo decía que, si lo que quieres es dormir, podemos dejarte una cama. Según me han dicho es son más cómodas que los bancos.-bromeé con expresión calmada. Ya fuera por la experiencia del chico o mi incapacidad para dudar de las personas, se me antojaba harto difícil saber si el muchacho tenía buenas o malas intenciones. Parecía fingir, pero tampoco quería desconfiar sin tener pruebas. No sería justo, ni para él ni para nadie. Con todo, no podía quitarme la desagradable tensión que mantenía mi cuerpo tieso. Obviamente no quería que se fuera por ahí a acostarse con cualquiera, logrando que su vida peligrara constantemente. Solo con pensar que debía de haberlo estado haciendo por mucho tiempo se me encogía el estómago. ¿Por qué algunas personas se veían empujadas a aquells situaciones? Me parecía... indignante.

Pero lo siguiente sí que me dejó confuso de verdad. Miré al albino con los ojos completamente abiertos, intentando asimilar la información que recibía a trompicones. Señor, si es una prueba tuya, lánzame lo que desees, pero no dejes que almas inocentes sufran recé todavía convencido de que ese joven tenía salvación.-De nuevo, has malinterpretado mis palabras. Por favor, vístete de nuevo.-pedí sin pudor en la voz, pero encontrando placer ninguno al verle el pecho desnudo. Pensé en Micael, y en lo mucho que se diferenciaba de aquel chiquillo. Agradecí que él fuera más parecido a un ángel que a nada, y que Dios le hubiera permitido vivir bien hasta ese momento. No quería ni pensar qué habría pasado si mi pequeño Micael hubiera acabado igual que él, de cama en cama como una sucia moneda. Una vez más, le agradecí a mi señor que fuera tan bueno con nosotros.
avatar
Lior Karael Bentton


Sexo : Masculino
Raza : Ilusionista
Mensajes : 46
Galmos : 11308
Reputación : 1
Localización : Predicando la palabra del Señor

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡¡Solo quiero sacarte de quicio!! (Priv. Lior)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.