Fast Rules
•Tienes 7 días para crear y terminar tu ficha.
•Con tu ficha aceptada puedes abrir un tema. ¡Queremos leerte!
•Sin color no puedes rolear en post ni en chatbox.
•Respeta para que te respeten.
Últimas Noticias
•La alberca exterior no podrá ser utilizada hasta nuevo aviso debido a que se ha congelado a causa de los fríos extremos. No obstante la alberca bajo techo puede ser utilizada.
•La cafetería ha comenzado a servir sus famosas sopas de "adivina que contienen". ¡Muy recomendables para el frío, y es muy entretenido darse a la tarea de descubrir que tienen! La receta es distinta cada día.
Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff
Abel V. Shvets
MP - Perfil
Kashia Bythesea
MP - Perfil
Darsey O. Godin
MP - Perfil
Temas Importantes
Ambiente(?)
Últimos Temas
Últimos temas
» Solicitud de Afiliación NORMAL
por Invitado Lun Ago 01, 2016 8:41 pm

» You should be here [Priv. Nora Cyrellius]
por Nora Cyrellius Dom Mayo 22, 2016 11:03 pm

» Creación de Frases
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:53 pm

» El juego de las plumas y las risas (privado)
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:48 pm

» entre plumas de colores rol y mas
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:38 pm

» Un penique por mis pensamientos~~ (Rol(?))
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:37 pm

» Solicitud de Afiliación CAMBIO DE BOTÓN
por Invitado Vie Mayo 20, 2016 12:16 pm

» ¿Curiosa coincidencia? [Priv. Imriel]
por Charlotte Grace Miér Mayo 11, 2016 3:53 pm

» ¿Qué le harías al de arriba?
por Charlotte Grace Miér Mayo 11, 2016 11:44 am

¿Sabías qué...
...Solche Prestige es una cupula que tiene edificios de cabeza?
Tanque
(Alimentalos(?))
Creditos
Absolutamente todas las tablillas utilizadas en el foro fueron creadas por el staff, y únicamente para nuestro foro. Muy por el contrario, ninguna de las imágenes nos pertenece, aunque todas han sido editadas en photoshop por el Staff. Las imágenes han sido sacadas de Zerochan, Pixiv y Deviantart. Los físicos de Galamoth son de "Nafah" en deviantart también.
Agradecemos a foroactivo por los tutoriales. Por último especificamos que todo el material que los usuarios posteen aquí pertenece solo al usuario. El plagio no será tolerado, sean originales, por favor.
Quiero agradecer primordialmente a mi staff, que ha sido quien me ha motivado a seguir con este proyecto. Agradezco especialmente a Kashia Bythesea por ayudarme a buscar las imágenes para variadas labores, siempre muy dispuesta. Agradezco especialmente Darsey O. Gobin por impulsarnos a salir adelante incluso aunque los tiempos se vean difíciles y comencemos a cansarnos. Así es como se sale adelante: en equipo y con amor.
Por último y muy importante agradezco a todos los usuarios que han mantenido a este foro vivo, muchas gracias.

La calidez del hogar siempre será bienvenida [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La calidez del hogar siempre será bienvenida [Privado]

Mensaje por Godric Lynn el Jue Ago 27, 2015 7:05 pm

Por suerte aquel día no había sido especialmente estresante. Había despertado al lado de mi maravillosa esposa, los planes para el siguiente festival estaban yendo tal y como lo había planeado y el cielo había estado casi todo el tiempo nublado, lo que me había permitido ir de aquí para allá tranquilamente y sin tener que sufrir por mi piel. Si algún humano preguntaba era alérgico al sol, aunque la realidad fuera bastante más compleja que eso. Como criatura del averno estaba preparado para soportar altas temperaturas y llamas abrasadoras, pero por alguna razón aquella cálida y suave luz me hacía daño, por triste que sonara. No era nada que no pudiera soportar, pero prefería no volver a pasar más de veinte minutos al aire libre cuando hacía buen tiempo. La primera y última vez que no fui con cuidado -procuro que no suceda en futuras ocasiones- fue porque Anne y yo teníamos que trasladarnos, cuando la mayor parte del mundo todavía estaba cubierta de pequeños pueblos distanciados entre sí y no de monstruosas ciudades. No os engañéis: me gustan, pero son bastante... confusas. Demasiado nerviosas para mi tan preciado estilo de vida. Bueno, volviendo a la historia, íbamos en un carro, cubiertos por una tela a modo de techo. No era la gran cosa, pero era mejor que nada, además de que llevar capucha, a la larga, da calor. Haber nacido entre algo no implica que te siente bien, al fin y al cabo... Lamentablemente una rueda se rompió y tuve que ir hasta el pueblo más cercano a pedir ayuda mientras Anne se quedaba a vigilar todo. Tardé dos malditas horas, ¡y era mediodía! Después de eso estuve dos semanas con sarpullidos, quemaduras, cayos y demás variaciones por toda la cara y brazos.

Llegué silbando a casa, sonriendo al ver a Rink -Rin para los amigos- acercarse con sus pequeñas patitas a darme la bienvenida. Me agaché a acariciar su suave pelaje a manchas, logrando que soltara algún que otro maullido que sin duda me enterneció hasta lo más hondo. ¡Los gatos eran criaturas adorables! Inteligentes, suaves, independientes, pero increíblemente leales y cariñosos si le dabas amor. Los demás animales no estaban mal, pero ellos se llevaban la palma, definitivamente. Lo cogí en brazos y le di varios besos en lo que vendría a ser la mejilla, de muy buen humor. Se retorció intentando escapar y lo solté con una suave risa, observando cómo caía al suelo con hermosa gracilidad. Desapareció por el pasillo y colgué la chaqueta y la bolsa en la percha antes de ir en busca de Anee.

-¿Cielo? ¡Ya he llegado!-exclamé yendo al dormitorio, deseando quitarme los zapatos, tumbarme en la cama con mi maravillosa mujer y llenarla de besos antes de plantearme hacer nada más. Querer hacer algo malo me había dado la oportunidad de estar con ella, y, por mucho que supiera que algunos de mis actos no habían sido del todo éticos, no me arrepentía de nada. Además, qué narices, soy un demonio, cualquier cosa "mala" que haga está completamente justificada.
avatar
Godric Lynn


Sexo : Masculino
Raza : Demonio
Mensajes : 22
Galmos : 12780
Reputación : 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La calidez del hogar siempre será bienvenida [Privado]

Mensaje por Annelisse Lethood el Vie Ago 28, 2015 10:09 am

El día fue algo más agitado que de costumbre: al llegar a la oficina me encontré con tres montones de papeles tan grandes que me ocultaban detrás de mi pequeño escritorio, lo que hizo que me pusiera en modo trabajo al momento, ordenando rápidamente papeles de todo tipo en cada una de sus carpetas correspondientes : citas concertadas, facturas, autorizaciones, reportes de averías, etc.

Mientras los montones de folios iban bajando recibí un par de llamadas para los preparativos del próximo festival que se acercaba a grandes zancadas. Seguramente Godric tendría mucho más trabajo que yo, aunque conociéndolo, llevaría los planes del festival sin ningún problema, por mucha tarea que tuviese. Godric... lo había visto esa mañana, al igual que la anterior y la anterior más, así durante dos mil años -cuando él me dio la vida- y aún así lo echo un poco de menos cuando no lo puedo ver...

-Ann, concentrate, lo que importa ahora es terminar el trabajo, siempre lo puedes ver por la noche- me dije, lo suficientemente bajito para que mis compañeros no me escuchasen hablar sola. Ya me solían mirar raro por mi "exceso de optimismo", no quería darles más razones para que me siguieran mirando así.

Al terminar de trabajar, fui directamente hacia la residencia, donde Rin me recibió con una carrera desde la habitación hasta la entrada. Aquella bolita de pelo había sido recogida por God unos cinco años atrás, y a pesar del poco tiempo que lleva con nosotros, tanto Godric como yo lo queremos con locura. En cuanto sentí el suave tacto de su pelo en mi pierna, no pude evitar el impulso de cogerlo y achucharlo con fuerza -algo que en realidad no es que le guste demasiado- Rin se revolvió y sacó sus pequeñas garras para arañarme por el brazo en señal de que eran demasiados mimos para que los aguantase.

Ya rendida, dejé caer al pequeño felino que posó sus patas de forma elegante, como si nunca hubiera estado a metro y medio del suelo. Una vez que desapareció de la entrada miré alrededor del lugar, había terminado el trabajo pronto por lo que salí antes de lo previsto, así que Godric debía estar todavía en el trabajo. Suspirando, fui hasta la habitación donde me quité los zapatos y cogí un camisón negro de encaje, lo bastante largo -o corto, según como se mire- para que me tapara lo suficiente y no se viera más de lo que debería y empecé a quitarme el incómodo traje que tenía que ponerme para trabajar. Me encantaba mi empleo, pero una de las cosas que no soportaba eran aquellos trajes con las faldas de tubo hasta las rodillas que casi no te dejaban mover.

Cuando estaba terminando de ponerme el ligero camisón escuché la puerta de la residencia abrirse, y los pequeños pasitos de Rin dirigidos hacia la entrada.

-¿Cielo? ¡Ya he llegado!

Al escuchar la voz de mi tan querido esposo, sentí de repente una gran felicidad que recorría el fondo de mi cuerpo. Abrí rápidamente la puerta y corrí hasta la entrada para tirarme en los brazos de la persona que más quería en el mundo.- ¡Bienvenido! ¿Qué tal el trabajo?

avatar
Annelisse Lethood


Sexo : Femenino
Mensajes : 26
Galmos : 12803
Reputación : 1
Localización : Cualquier sitio puede estar bien

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La calidez del hogar siempre será bienvenida [Privado]

Mensaje por Godric Lynn el Sáb Ago 29, 2015 1:41 pm

Vi correr a aquella bella mujer hacia mis brazos, incapaz de esconder la sonrisa entrañable que se había formado en mis labios. La rodeé cariñoso, pegándola a mi cuerpo una vez con una risa alegre y estrechándola con fuerza. ¿Había algo más maravilloso que eso? Llegar a casa y ser recibido por la persona que más querías en el mundo... Podía ser que antes que humana fuera muñeca, pero sentía y vivía con mucha más pasión que la mayoría. Sólo hacía falta mirarla a los ojos para caer prendado de ella... La besé risueño antes de hablar, acariciando su espalda lenta y dulcemente con la yema de los dedos. Toda ella era una provocación para dejarse llevar por los deseos carnales, especialmente cuando llevaba aquellos camisones de encaje negro que tanto me tentaban... Sin embargo sonreí enamorado y acaricié su mejilla con el pulgar, encantado de volver a tenerla delante de mí. En ocasiones todavía pensaba que era un regalo de alguien muy generoso que siguiera conmigo aun después de tantos años. En teoría mi poder sólo servía para un par de días, pero ella había superado con creces ese límite. Había varias posibles razones por las que esto sucedía, pero yo me decantaba por la más romántica: al desarrollar emociones, de alguna manera su alma se había sujetado con más firmeza al cuerpo, impidiendo que se fuera. Si era la verdadera o no, no lo sabía, pero me gustaba pensar así. Animaba saber que podías ser la razón por la que tu amada siguiera con vida.

-Algo pesado, pero nada que no pudiera sobrellevar.-sonreí, dándole otro fuerte y rápido abrazo. Al separarme un poco para verla mejor no la solté, rodeándola por la cintura para que siguiera pegada a mí, aunque sabía que no hacía falta. Aunque no hicera nada Anne jamás se iría de mi lado.-¿Y tú? Con el festival a la vuelta de la esquina seguro que te han dado todos los informes a ti.-dije algo molesto a sabiendas de que siempre hacían lo mismo. Quizá fuera porque trabajaba mucho y bien, quizá porque eran unos vagos y ella tenía mucha fuerza de voluntad, pero al final todo el papeleo se lo quedaba ella. Era algo frustrante, aunque, siendo sinceros, eso había permitido que ganara más dinero en más de una ocasión. Le besé la nariz y fui bajando por su mejilla, estampando pequeños y cariñosos besos. Recorrí su mandíbula, la oreja y bajé por su cuello. Cuán suave y encantador era... Adoraba perderme en él, acariciándolo cada mañana y besándolo cada noche. Toda ella era exquisitamente erótica, pero ese era, muy probablemente, mi punto débil.-¿Te he dicho alguna vez que eres preciosa?-murmuré sin detener los mimos, bajando un poco las manos hasta quedar levemente por encima de su trasero. La fina tela apenas implicaba un problema, pero todavía hacía más encantadora la situación. Claro que debía haberle dejado claro lo que pensaba de ella, al menos, tres o cuatro veces al día desde que nuestros mutuos sentimientos quedaron claros. Y eso los días en los que estaba de mal humor, pero no podía evitarlo, tenía la necesidad de decírselo... Era algo superior a mí.
avatar
Godric Lynn


Sexo : Masculino
Raza : Demonio
Mensajes : 22
Galmos : 12780
Reputación : 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La calidez del hogar siempre será bienvenida [Privado]

Mensaje por Annelisse Lethood el Lun Ago 31, 2015 5:11 pm

No sé qué era lo que tenían los brazos de Godric, pero siempre que me encontraba alrededor de ellos me sentía protegida, como si cuando estuviera allí nada malo podría ocurrir. Podrían llamarme ingenua, infantil o simplemente optimista, pero siempre que me encontraba cerca de aquel demonio estaba completa, tal vez era una causa del hechizo por la cual estoy viva en este momento, o tal vez era porque estaba completamente enamorada de aquel hombre que se encontraba delante de mí en aquel precioso momento. Llevábamos dos mil años juntos, y habíamos pasado por todo tipo de situaciones, aún así God cada día descubría partes de mí misma que ni siquiera yo sabía. Dependía de él, en los momentos que no estaba segura de mí misma, en los que me encontraba triste o perdida, mi mente lo buscaba inconscientemente. Sin él sólo sería una muñeca rota y tirada, cada vez que lo pienso siento una ola de escalofríos recorrer mi espalda, es bastante curioso el miedo que le tengo a la muerte.

--Algo pesado, pero nada que no pudiera sobrellevar.¿Y tú? Con el festival a la vuelta de la esquina seguro que te han dado todos los informes a ti.- aunque parezca algo cruel, me encantaba la cara que God ponía cuando se molestaba al estar preocupado por mí, me parecía demasiado lindo. No pude evitar sonreír y darle un pequeño y fugaz beso en los labios, en parte para hacerle entender que todo iba bien, en parte para abastecer mis propios impulsos "naturales".

-Bueno... no puedo asegurar que me han dado todo el papeleo - dije recordando los tres montones de folios que había encima del escritorio al llegar- Pero no te preocupes, sabes que adoro mi trabajo, además el tiempo pasó realmente rápido y... bueno, trabajar con el papeleo del festival hizo que me acordase de tí-avergonzada, sentí como el rubor aparecía en mis mejillas sin qhe pudiera evitarlo. Lo amaba, y sabía que él también me quería, pero aún asi a veces no podía evitar la coloración de mis mejillas con ciertos temas concretos. Por otro lado, God sólo rió complacido y comenzó a llenarme de besos que hicieron que me perdiera en el: sus manos, sus labios, todo él hacía que perdiese todo, en esos momentos sólo importaba él.

Rodeé su cuello con mis brazos, jugando con la parte de atrás de su esposo cabello, mientras sus labios bajaban por mi cuello y lo trataban con el cuidado de todas las noches.- ¿Te he dicho alguna vez que eres preciosa?- Sonreí ante su pregunta, sabía que no tenía que contestar, pues siempre me lo decía de una manera o de otra. Acaricié su mejilla con mi pulgar, consiguiendo que me mirase a los ojos. -Sólo un par de veces al día -. No pude reprimir una sonrisa de tonta enamorada y lo besé rápidamente en los labios para evitar que me mirase, aunque el beso se repitió varias veces, profundizandose poco a poco.

De repente sonó un maullido y Rink apareció entre nuestras piernas, pidiéndonos algo para comer. Me separé de God y fui hasta la cocina, donde todavía quedaba un poco de comida para Rin,en ese momento me di cuenta que ni God ni yo habíamos probado bocado desde el mediodía, y con todo lo que trabajaba seguramente estaría hambriento.

-God, ¿qué te apetece cenar? - pregunté mientras sacaba una sartén y calentaba un poco de aceite en el fuego. Abrí el frigorífico y cogí la carne de God y un plato lleno de uvas para mí. Mientras miraba el fuego para que el aceite no se quemase fui comiendo las uvas de un pequeño racimo que estaba suelto. Me encantaba las uvas, tan dulces... No podía entender cómo God sólo comía carne, ¿es que no se cansaba nunca de comer siempre lo mismo?
avatar
Annelisse Lethood


Sexo : Femenino
Mensajes : 26
Galmos : 12803
Reputación : 1
Localización : Cualquier sitio puede estar bien

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La calidez del hogar siempre será bienvenida [Privado]

Mensaje por Godric Lynn el Lun Ago 31, 2015 10:50 pm

Estampé un último beso en sus labios y la solté a desgana para verla marchar hacia la cocina. Observé con descaro cómo movía las caderas de forma felina casi sin darse cuenta, sonriendo encantado al mirarle el trasero. Era, sin lugar a dudas, un precioso trasero. Me relamí los colmillos algo lascivo y la seguí con la mirada hasta que despareció en una esquina. Con un suave suspiro fui al dormitorio a cambiarme de ropa, sintiendo de pronto todo el cuerpo cansado y deseoso de un buen colchón. Me quité los zapatos con pereza sin cuidar dónde los dejaba, poniéndome el primer pijama que encontré en el cajón. Constaba de dos piezas -una camiseta de manga corta ancha y unos pantalones largos con estampado a cuadros verdes-, y era, sin duda alguna, mi favorito. Prácticamente toda mi ropa para dormir era de ese estilo, ¡pero es que no había para menos! Cómoda, ligera, suave y extremadamente reconfortante. Era ponérmelo y ya sentirme mejor, ¿cómo iba a negarme a algo así? Además, yo los llamaba "los pijamas de papá el domingo", lo que me hacía gracia. Ya más satisfecho estiré la espalda y solté un quejido antes de ir con mi mujer, descalza.

-Poco hecha.-respondí ya en la habitación, a sabiendas de que aquella pregunta simplemente era para saber cómo quería la carne. Era un hecho bastante público que no podía comer nada que no fuera carne, preferiblemente roja. Fruta, lácteos, verdura, dulces... todo lo demás me sentaba como una patada en el estómago. O, mejor dicho, una patada con gripe. Sólo necesitaba comer una triste uva para pasarme lo que quedaba de día con retortijones, sudor frío y un humor de perros. Una vez cometí el error de creer que si era una pasta rellena de carne no pasaría nada. No sólo terminé igual, sino que encima devolví todo por la pésima combinación. ¡Y lo peor es que aquella endemoniada empanadilla estaba muy buena! Si no fuera porque rápidamente sentí los síntomas hubiera comido varias más... Ahora que lo pienso, menos mal que no lo hice. Aunque, como dato curioso, las especias y condimentos en cantidades moderadas entraban bien. Todavía no sabía porqué, pero lo agradecía sobremanera. No podéis imaginar cuánto mejora un trozo de carne con algo de sal y un poco de pimienta. Ah... dios, cómo amaba la carne. En especial cuando se hacía al horno, después de varios días cogiendo el sabor de alguna salsa hecha con el propio jugo del animal. Me relamí los labios al pensar en ello. Lástima que tomara tanto tiempo en prepararlo, porque estaría bien poder hacer algo así más veces.

Me apoyé en el marco de la puerta, cruzándome de brazos, y la observé moverse con una sonrisa. Por milésima vez pensé que era el hombre más suertudo del mundo. ¿Cuántos pueden decir que han encontrado el amor de su vida sin ningún tipo de altibajo? Vale, sí, los dos éramos personas de carácter y a veces encontrábamos nuestras diferencias, pero era mirarnos a los ojos y olvidarlo todo. Tan dulce... Si la perdiera no podría hacer nada, ciertamente. Me acerqué a ella mientras cocinaba y la abracé por la espalda, chinchándola un poco al impedir que se moviera.-¿Te ayudo en algo?-susurré en su oído, besándole el mentón con lentitud y cariño infinito. Todavía no sabía cómo conseguía no ceder a algunas tentaciones y llamadas naturales del cuerpo, pero no estaba dispuesto a dejar de intentarlo. Al fin y al cabo en cuanto dejara de estar ocupada... Ñam. La adoraba entera, pero las ganas que ponía estando en la cama era una de mis partes favoritas.
avatar
Godric Lynn


Sexo : Masculino
Raza : Demonio
Mensajes : 22
Galmos : 12780
Reputación : 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La calidez del hogar siempre será bienvenida [Privado]

Mensaje por Annelisse Lethood el Mar Sep 01, 2015 9:40 am

Mientras preparaba la cena, sentí el peso del cuerpo de God sobre mis hombros a medida que rodeaba mi cintura con sus brazos, aquella acción tan inesperada hizo que diera un saltito del susto y por poco tirase la sartén al suelo... vamos un desastre. Hinché los mofletes en un gesto de molestia, God sabía perfectamente que odiaba que me molestasen mientras cocinaba, limpiaba o trabajaba; y más si impedían que me moviera. Sus besos, lentos y llenos de cariño combinado con algo de lujuria, enviaban impulsos nerviosos por todo mi cuerpo consiguiendo que me temblaran las piernas como si estuvieran hechas de flan. Odiaba cuando conseguía lo que se proponía, con un mínimo gesto aquel hombre me dejaba desarmada ante sus encantos. Cogiendo una fuerza que me pareció sobrehumana,  conseguí que se alejase un poco de mí,  empujandolo con la cadera suavemente, acto que pareció encenderlo más.  Antes de que pudiera hacer cualquier tipo de movimiento me giré y le di una pequeña espátula que usaba para aplastar la carne y dejarla más jugosa. -Puedes terminar de hacerte la carne si tanto quieres ayudar-dije sentándome en la mesa y terminandome el racimo de uvas,mientras miraba la espalda de Godric, tan ancha y musculada, una bonita espalda de hombre que solía agarrar cada noch... Maldita sea, ese diablo me había pegado sus pensamientos lascivos  y ahora no podía dejar de mirarlo, ¿lo veis? Con cosas como esta es a lo que me refiero cuando digo que dependo de él.

Cogí a Rink y empecé a acariciarlo, intentando quitarme del pensamiento al otro felino que tenía delante, es bastante divertido vivir con animales tan distintos: uno era una monada achuchable a la que no le gustaban mucho los mimos y el otro era una fiera que sólo quería comerme a besos. Mientras mis pensamientos sobre God iban y venían el teléfono del trabajo empezó a sonar repetidamente,  lo cogí lo más rápido que pude, viendo en la pantalla el nombre de un compañero con el que me llevaba muy bien.
-Adam, ¿qué pasa? ¿algún problema?- pude notar algo de sorpresa en el tono de mi voz, normalmente no recibía ninguna llamada, mis colegas preferían preguntarme algo sobre el trabajo cuando estaba sentada en mi escritorio. -Sí,  ajá,  en el fichero negro del tercer cajón de mi mesa, ¿lo encontraste?  Bien, me alegro,  sí sí, nos vemos mañana,  suerte - suspiré algo cansada y esta vez fui yo quien agarró a Godric por la espalda -Para ser poco hecho estás tardando bastante-dije intercalando besos con pequeñas mordidas en la oreja, era hora de mi venganza.

Tras terminar de cenar, los dos pasamos la noche abrazados, sintiendo el calor del hombre que más quería en el mundo. Estaba segura de que mañana sería otro gran día.
avatar
Annelisse Lethood


Sexo : Femenino
Mensajes : 26
Galmos : 12803
Reputación : 1
Localización : Cualquier sitio puede estar bien

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La calidez del hogar siempre será bienvenida [Privado]

Mensaje por Abel V. Shvets el Sáb Sep 05, 2015 10:38 pm

–TEMA CERRADO–.






Cositas:


avatar
Abel V. Shvets


Sexo : Masculino
Raza : Demonio
Mensajes : 386
Galmos : 14121
Reputación : 10
Localización : Seguro durmiendo en algún lado.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La calidez del hogar siempre será bienvenida [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.