Fast Rules
•Tienes 7 días para crear y terminar tu ficha.
•Con tu ficha aceptada puedes abrir un tema. ¡Queremos leerte!
•Sin color no puedes rolear en post ni en chatbox.
•Respeta para que te respeten.
Últimas Noticias
•La alberca exterior no podrá ser utilizada hasta nuevo aviso debido a que se ha congelado a causa de los fríos extremos. No obstante la alberca bajo techo puede ser utilizada.
•La cafetería ha comenzado a servir sus famosas sopas de "adivina que contienen". ¡Muy recomendables para el frío, y es muy entretenido darse a la tarea de descubrir que tienen! La receta es distinta cada día.
Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff
Abel V. Shvets
MP - Perfil
Kashia Bythesea
MP - Perfil
Darsey O. Godin
MP - Perfil
Temas Importantes
Ambiente(?)
Últimos Temas
Últimos temas
» Solicitud de Afiliación NORMAL
por Invitado Lun Ago 01, 2016 8:41 pm

» You should be here [Priv. Nora Cyrellius]
por Nora Cyrellius Dom Mayo 22, 2016 11:03 pm

» Creación de Frases
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:53 pm

» El juego de las plumas y las risas (privado)
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:48 pm

» entre plumas de colores rol y mas
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:38 pm

» Un penique por mis pensamientos~~ (Rol(?))
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:37 pm

» Solicitud de Afiliación CAMBIO DE BOTÓN
por Invitado Vie Mayo 20, 2016 12:16 pm

» ¿Curiosa coincidencia? [Priv. Imriel]
por Charlotte Grace Miér Mayo 11, 2016 3:53 pm

» ¿Qué le harías al de arriba?
por Charlotte Grace Miér Mayo 11, 2016 11:44 am

¿Sabías qué...
...Solche Prestige es una cupula que tiene edificios de cabeza?
Tanque
(Alimentalos(?))
Creditos
Absolutamente todas las tablillas utilizadas en el foro fueron creadas por el staff, y únicamente para nuestro foro. Muy por el contrario, ninguna de las imágenes nos pertenece, aunque todas han sido editadas en photoshop por el Staff. Las imágenes han sido sacadas de Zerochan, Pixiv y Deviantart. Los físicos de Galamoth son de "Nafah" en deviantart también.
Agradecemos a foroactivo por los tutoriales. Por último especificamos que todo el material que los usuarios posteen aquí pertenece solo al usuario. El plagio no será tolerado, sean originales, por favor.
Quiero agradecer primordialmente a mi staff, que ha sido quien me ha motivado a seguir con este proyecto. Agradezco especialmente a Kashia Bythesea por ayudarme a buscar las imágenes para variadas labores, siempre muy dispuesta. Agradezco especialmente Darsey O. Gobin por impulsarnos a salir adelante incluso aunque los tiempos se vean difíciles y comencemos a cansarnos. Así es como se sale adelante: en equipo y con amor.
Por último y muy importante agradezco a todos los usuarios que han mantenido a este foro vivo, muchas gracias.

Descanso tras la guerra [Privado con Darsey]

Ir abajo

Descanso tras la guerra [Privado con Darsey]

Mensaje por Sephora Ui el Jue Ago 27, 2015 6:26 pm

-Bueno, al menos veo que no hablas por hablar

Rodé los ojos algo exasperada, aunque en mi interior sabía que no iba a recibir ningún cumplido directo de ese viejo carcamal. Bueno, esta claro que algo sí le había sorprendido,  aunque su rostro siguiera tan inexpresivo como cuando volvió a explicar la lección que nos tocaba en su momento. Aburrido. Era extremadamente aburrido. Agradecí tener el papel y el lápiz a mano para evitar quedarme dormida de nuevo.

 Amé el precioso sonido de la campana que anunciaba el final de aquel infierno dirigido por el diablo que se hacía llamar Stauffenberg. Recogí mis cosas lo más rápido que pude, cada segundo extra que pasaba allí correspondía a un maravilloso segundo que podría estar disfrutando bajo el cielo brillante y caluroso. Corriendo, practicando algún deporte interesante, leyendo sobre a algún cotilleo en el  periódico del colegio... Cualquier cosa era mejor que quedarse allí.
Saqué el horario de la mochila, ya no tenía más clases por la mañana,  ¿no era perfecto? Tal vez podía celebrar el hecho de haber cerrado la bocaza de Stauffenberg comprándome un buen capuchino frío... sí, eso haría, era un buen plan, muy buen plan. Lo mejor que podía hacer en ese momento era relajarme un poco.

Tras diez minutos esperando en la cola de la cafetería mi tan preciado capuchino, iba sentarme en una de las pocas mesas libres que quedaban, pero alguien que no conocía fue más rápido que yo.
<Malditas piernas cortas >
Miré a mi alrededor: ¿Es que acaso todo el mundo había tenido la misma idea que yo? ¿Tanta gente odiaba a Stauffenberg? Bufé algo exasperada al no encontrar ninguna mesa libre, entonces repare en un chico, parecía mayor que yo y al su alrededor había unas preciosas sillas en las que me podía sentar para disfrutar de mi querido capuchino. Al acercarme pude verlo mejor: parecía estar en forma; su pelo, corto y oscuro,  hacía resaltar sus ojos ambarinos y opacos que miraban hacia la nada.
En cuanto estuve frente a él esperé a que me notara, pero como parecía que no se daría cuenta de mi presencia en siglos -cosa que me molesta un poco,no soy invisible- decidí aclararme la garganta y preguntar directamente:

-Esto... ¿te importa si cojo una de estas sillas?


Última edición por Sephora Ui el Jue Sep 03, 2015 9:00 am, editado 1 vez
avatar
Sephora Ui


Sexo : Femenino
Raza : Mago
Mensajes : 43
Galmos : 17929
Reputación : 0
Localización : Quién sabe

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Descanso tras la guerra [Privado con Darsey]

Mensaje por Darsey O. Godin el Sáb Ago 29, 2015 5:59 pm

Aquella misma mañana me había levantado en la cama de Padme. LA CAMA DE PADME. Lo último que recordaba era haber caído de golpe por lo bien que olía la habitación, totalmente dormido... Luego me desperté con apenas la salida del sol, como estaba acostumbrado a hacer, y me di un susto de muerte al verla dormida a escasos centímetros de mi cara. Todavía no estaba muy seguro de por qué me había quedado allí, pero por suerte pude irme en silencio sin que nadie me viera. O eso esperaba. Vamos, si alguien me hubiera visto salir del dormitorio de chicas seguro que habría dado la voz de alarma... ¿no? Había gente muy rara, quizá... No, no, estaba seguro de que no. Lo normal era que se levantaran sobre las siete, cuando no faltaba demasiado para entrar en clase. Después de eso había intentado, de nuevo, remontar en clase, pero cada vez se me hacía más complicado. Por suerte los profesores eran amigables y se creían la excusa de que había estado enfermo, así que la mayoría me dejaba hacer clases extras. De hecho había venido a la cafetería únicamente para coger algo de fuerzas antes de pasarme el resto del día haciendo codos, por muy poca hambre que tuviera. ¿Y yo devoraba cantidades indigestas cada día? Ahora lo pensaba y me parecía una locura casi imposible. Ya de por sí estaba delgado, pero gracias al deporte me mantenía fuerte y sano. Ahora comía tan poco que parecía un fideo con patas, porque encima no me motivaba ni para ir a los clubes... Lo cual era muy triste viniendo de mí. ¡Pero yo lo intentaba, lo juro! Me obligaba ir al menos una vez a la semana a cada uno, aunque no había conseguido volver a correr por las mañanas. Me sentía demasiado fatigado, y aun así conseguía comer con propiedad...

Di un brinco al oír una voz dirigiéndose a mí, apartando de un manotazo los pensamientos que me mantenían embobado mirando una pared, con el tenedor a medio clavar en un puré de patatas. O al menos creía que se dirigía a mí. Había escogido mala hora para ir a la cafetería, definitivamente. Todos querían tomarse algo para relajarse después de pasar el día entero mirando a un montón de profesores explicarles cosas que muy seguramente no les interesaban, y con el ruido terminaba por perder el poco apetito que tenía. Pero sabía que algo tenía que terminarme, porque pasaría un buen rato usando materia gris y eso cansaba más de lo que parecía. Miré a la chica sorprendido y asentí rápidamente, a sabiendas que podía volver a quedarme embobado.-Claro, aquí no se sienta nadie.-dije alzando un poco la voz para que se me oyera por encima del griterío general del lugar. Me moví un poco a un lado para que tuviera sitio más que de sobras y pudiera pasar con comodidad antes de volver a pelearme con la comida, toqueteándola con el tenedor. No era más que un puré de patatas y un pequeño trozo de carne, pero hasta eso me parecía la comilona del año en ese momento.
avatar
Darsey O. Godin


Sexo : Masculino
Raza : Humano artificial
Mensajes : 168
Galmos : 19479
Reputación : 12
Localización : En clase, los clubes, o con Padme aprendiendo a hablar con los animales

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Descanso tras la guerra [Privado con Darsey]

Mensaje por Sephora Ui el Jue Sep 03, 2015 9:01 am

¡Menos mal, un alma caritativa! O tal vez debería de haber dicho cuerpo, puesto que parecía que no corría sangre por sus venas. Al poco tiempo de contestarme y dejarme más sitio volvió a quedarse embobado mirando al puré que tenía delante como si estuviera mirando una pared blanca, vamos, nada interesante.
Me senté en la silla que se encontraba enfrente de aquel chico tan... Peculiar, así no lo molestaba y podía ocupar un poco más de sitio, aunque a decir verdad parecía que a aquella persona le bastaba con el espacio que ocupaba su silla. Vamos, rarito,muy rarito; aunque a mí él ni me iba ni me venía, sólo era una persona más en la cafetería intentando comer un puré de patatas y un trozo de carne que ya estaban patitiesos... Destapé el vaso de mi tan preciado capuchino y me llené con el aroma del café y la leche. Me encantaba el capuchino, cada vez que lo bebía me hacía sentir como si estuviera sola en el mundo, podía olvidarme de los problemas y pensar, simplemente, en el sabor de la leche, el café y el azúcar…
No. Era imposible relajarse y disfrutar de mi preciada bebida con un ser como él delante de mí, sus ojos ambarinos se encontraban opacos sin ningún brillo que demostraba que estaba vivo, parecía que le estaba costando un mundo comer aquel insignificante cacho de carne… ¿estaría enfermo? Bueno, a mí eso no me incumbía, pero tener que mirar esa cara de cadáver tampoco me agradaba mucho…

-Oye... ¿Estas bien?- aquel muchacho tardó lo suyo en darse cuenta de que le estaba hablando, ¿estaría sordo o simplemente muy atontado? Tal vez no durmió nada por la noche y se encontraba medio dormido, eso explicaría sus ojeras… No, si es que si es por eso yo lo entendía perfectamente, aquellas pesadillas que me perseguían cada noche hacían que fuera incapaz de descansar. Sentí un escalofrío correr por mi espalda, lo mejor era olvidarme de aquello y esperar a que la persona que tenía delante me contstase.
avatar
Sephora Ui


Sexo : Femenino
Raza : Mago
Mensajes : 43
Galmos : 17929
Reputación : 0
Localización : Quién sabe

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Descanso tras la guerra [Privado con Darsey]

Mensaje por Darsey O. Godin el Vie Sep 04, 2015 6:30 pm

Era increíble la facilidad con la que me perdía en mis propios pensamientos, por muy vagos que fueran. La muchacha no se había ni sentado y ya volvía a mirar la pared ligeramente gris, considerándola algo terriblemente entretenido para mi cabeza maltrecha. Ya no pensaba al toquetear la comida, volviéndolo un movimiento automático del que era escasamente consciente. Sin embargo volví a la realidad otra vez con aquella voz juvenil y algo arrogante. La miré sin estar muy seguro de qué me había preguntado, con una vaga idea de ello. Tardé unos segundos en entenderlo y la miré con desconfianza. Antes había sido una persona totalmente confiada, dejándome llevar por las palabras de todos creyendo que aquella era la verdad, la mejor manera de vivir. Al fin y al cabo, dejar pasar a personas buenas por un puñado de malas no valía la pena... Aunque me engañaran, aunque se aprovecharan de mi aparente ignorancia, yo seguía creyendo en ellos, por muy extraño que me pareciera. Los que eran puramente malvados ya los había dejado atrás, ellos no tendrían que ser así... En teoría. Yo era feliz pensando eso, sin preocuparme siquiera por si me hacían daño. Pero ya no podía seguir así, por muy reticente que quisiera ser. Suefzer... él me había enseñado algo muy importante y que no iba a olvidar. Las personas te harían daño siempre de una manera u otra, por mucho que aseguraran quererte. Uno no podía ir por allí fiándose del primero que pasara por delante. Debía ir con cuidado. E ir con cuidado en mi estado significaba mostrarse arisco, sin ganas, para que no se acercaran ni quisieran hacerlo. Al fin y al cabo, ¿qué había sacado de confiar ciegamente en aquel alemán? Al momento la más pura felicidad, pero luego... No hacía falta ser muy avispado para saberlo. Todos... todos tenían algo por lo que aprovecharse de ti, y si quería sobrevivir tenía que aprender a alejarlos antes de que pudieran utilizarme. Nadie volvería a usarme como a un vulgar muñeco. Nadie.

-¿Por qué preguntas?-inquirí con una ceja alzada, adoptando una expresión algo más agresiva. Ni de coña iba a creerme que esa chica que no me conocía de nada se preocupaba desinteresadamente por mí. ¿Cuántas veces pasaba eso en la realidad? En las películas y novelas quizá, cuando eras un protagonista interesante y encantador, pero en la vida real nunca. No, algo no cuajaba, y no quería volver a meterme por el medio. Si tenía que ser desagradable, pues lo sería. De la única que podría imaginarme eso es de Padme, pero ella... ella definitivamente es especial. Es pura luz, como un hada... Y se notaba con solo verla, no como con esta chica.
avatar
Darsey O. Godin


Sexo : Masculino
Raza : Humano artificial
Mensajes : 168
Galmos : 19479
Reputación : 12
Localización : En clase, los clubes, o con Padme aprendiendo a hablar con los animales

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Descanso tras la guerra [Privado con Darsey]

Mensaje por Sephora Ui el Miér Sep 09, 2015 4:13 pm

¡Pero bueno! ¿Acaso tengo escrito en mi frente: "por favor, cuidado con el monstruo"? Estaba harta. Vale, sé que no soy la persona más social del mundo, y que tampoco ando con una sonrisa de angel, ni que tengo un aura de " soy un sol", ni nada por el estilo. Sé perfectamente que al principio puedo parecer algo bruta, o arisca, o mandona -bueno, siempre lo soy- pero creo que es mejor que uno se muestre como verdaderamente es desde un principio, puedo ser muchas cosas malas -en realidad no tantas, defectos tiene todo el mundo- pero una cosa que nunca me consideraré es falsa o hipócrita, así que no entiendo por qué todo el mundo se muestra tan frío conmigo al principio, tal vez soy yo la que escoge las personas equivocadas para hablar, pero aun así me fastidia, y mucho.

Fruncí el ceño, adoptando una expresión también arisca, haciendo que el ambiente se tensara un poco. ¿No quería que hablara con él? Pues que me lo dijera a la cara, estaba harta de que todo el mundo hiciera lo mismo, que te ignoraban o simplemente que te convirtieran en aire,  o lo soportaba, si no quieres hablar con alguien díselo directamente y así el problema no vuelve a aparecer.

-Bueno, tienes una cara de amargado como si se hubiese muerto alguien y no has parado de jugar con el puré desde que me senté suspiré mientras cogía un mechón de pelo y empezaba a jugar con él para no mirarlo, tal vez la conversación se hacía más amena si evitaba el contacto visual, algo que dudaba profundamente, pero que por intentar no perdía nada. Miré con repulsión el puré que tenía en el plato, todo aplastado y con un montón de marcas del tenedor, además al haberse enfriado le había aparecido una especie de grumos amarillos por encima bastante desagradable ¿acaso se iba a comer eso? ¿De dónde había salido ese engendro? Si estuviera en mi casa mis padres ya lo hubieran echado a patadas por la falta de comportamiento en la mesa: codos en la mesa, servilleta regada por la mesa, tenedor mal cogido, mala postura... Y lo que me habían repetido mil veces de pequeña-¿Nunca te han dicho que con la comida no se juega?
avatar
Sephora Ui


Sexo : Femenino
Raza : Mago
Mensajes : 43
Galmos : 17929
Reputación : 0
Localización : Quién sabe

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Descanso tras la guerra [Privado con Darsey]

Mensaje por Darsey O. Godin el Jue Sep 10, 2015 6:19 pm

Bueno, al menos no iba tan mal encaminada. No se me había muerto nadie, pero sentía como si así fuera. Seufzer se había ido de golpe y porrazo. Sabía que me repetía, que prácticamente sólo pensaba en eso, pero ¿qué más podía hacer? Poco antes de que desapareciera me había... pedido que me cansara con él... ¿Cómo alguien podía irse después de eso? ¿Acaso había descubierto algo de mí que no le gustaba? Era muy probable. Hay tantas cosas en mí que a nadie podrían gustarle... Pero él... a él realmente parecía agradarle todo de mí... Creí que... que podríamos... ¿Pero y si no se había ido por capricho, y si le había pasado algo? De ser así quizá fuera mejor que no volviera a verme, porque si ni siquiera soy capaz de ir a ayudarle, ¿qué clase de novio puedo ser? Sólo pensaba en mí y en lo que me pasaba, pero si de verdad me necesitaba, si de verdad estaba en problemas, no le sería de ayuda. Realmente soy... un asco de persona. No, ni siquiera merezco ser llamado así. Soy un puñetero perro egoísta e inútil. Al final no estaban tan equivocados al ponerme ese nombre...

La miré receloso, sin saber qué pensar. Deseaba hablar con alguien. Contárselo todo y dejar de contener todo el dolor que me apresaba el pecho. ¿Realmente importaba quién fuera? Ni siquiera necesitaba que me escuchara, tan sólo quería quitármelo de encima... Pero algo me decía que si lo hacía así, a la ligera, estaría traicionando a Suefzer. Él siempre se cuidó de que lo nuestro estuviera en secreto, que fuera íntimo. Si se lo contaba a un extraño y luego volvía, ¿qué? No pasaba un día en el que no lo imaginara entrando en mi cuarto de golpe y corriera a abrazarme, desesperado. Diciendo que ya estaba todo bien y que no volvería a irse... Y yo... Yo lo esperaba hasta tarde, acurrucado en un rincón de la cama, llorando y sin poder apartar la vista de la puerta. ¿Y si de verdad aparecía? ¿Y si en verdad no se había ido para siempre? Sabía que era imposible, que no volvería a verlo por patán, por inútil, pero no podía evitar guardar las esperanzas a buen recaudo, para que nada me las quitara... Creer que volvería era... lo único que me mantenía en pie...

-No tengo mucha hambre.-me limité a decir, mirando el plato sin muchos ánimos. Tenía la sensación de que ni teniendo el manjar más exquisito del mundo sería capaz de probar bocado alguno. Algo de aquí, algo de allá, eso sí, ¿pero un plato entero? Ni aunque quisiera. De hecho, no quería. Podía ser una manera inconsciente de castigarme o un síntoma más que me decía que estaba rozando la depresión (o que ya estaba en ella). Quería mejorar y volver a sonreír como hacía antes, pero, de nuevo, creía que al hacerlo le daría la espalda a mi malhumorado alemán, y me quitaba todas las ganas de avanzar... Yo... sólo quería que volviera...
avatar
Darsey O. Godin


Sexo : Masculino
Raza : Humano artificial
Mensajes : 168
Galmos : 19479
Reputación : 12
Localización : En clase, los clubes, o con Padme aprendiendo a hablar con los animales

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Descanso tras la guerra [Privado con Darsey]

Mensaje por Sephora Ui el Sáb Sep 19, 2015 1:50 pm

De repente, la imagen del chico que tenía delante de mí fue distorsionándose poco a poco. Ya no veía a un muchacho moreno de ojos ambarinos sin brillo, sino que aquella figura era mucho más pequeña, más delicada, más… femenina.
Era yo, con seis años recién cumplidos, todavía recuerdo ese momento como si hubiera transcurrido hacía apenas una hora, pero no, en realidad ya hacía once años de aquello, de aquel día, del peor recuerdo que tengo hasta el momento de mi vida, ya hacía once años de la muerte de mi abuelo.

Ahí me encontraba, con mis vestiditos de seda y vuelo por todos lados, de colores claros y finos como el pastel que comía después de cada almuerzo, y aquellas mangas abultadas que incrementaron el tamaño de mis pequeños hombros casi el doble. Todavía recuerdo las miradas envidiosas de las niñas que me encontraba las pocas veces que salía a dar un paseo por la ciudad, siempre tan arreglada, tan incómoda, tan… poco yo.
Pero ni los vestidos más caros, ni las mejores comidas, ni siquiera los mejores juguetes podrían cambiar aquella plana expresión en mi rostro: era como si fuera incapaz de sentir, simplemente estaba ahí, sentada en la fina silla de cristal y hierro forjado en medio del jardín lleno de flores de diferentes tamaños y colores, esperando, de alguna forma, que no me encontraran, que pudiera encontrar una solución, una manera de volver hacia atrás y evitar la pérdida de la persona que más quería en el mundo, la que conseguí dar algo sentido a mi vida, la que me hacía ver que podía sacar algo bueno de entre todo lo que no me gustaba. Me habían quitado lo que más quería, lo que me mantenía unida a aquel lugar. ¿Qué haría entonces? A papá sólo le importaba su reputación, a mamá mantener todo tal y como estaba… ¿las criadas? Sólo estaban allí para mantener a sus familias a distancias, encerradas en esa cárcel de cristal: tan frágil y pura por fuera, pero sin dejar de ser eso, una cárcel por dentro.

Recuerdo que desde aquel momento había perdido casi por completo mi forma de ser: mi curiosidad, mi energía, mis ganas de conocer algo más que cuatro paredes demasiado grandes… todo se había desvanecido, sólo era un cuerpo que se movía cuando se lo ordenaban, algo más parecido a una marioneta que a una persona. Había perdido el apetito, las criadas solían traerme los mejores platos de los chefs, grandes obras maestras que combinaban sabor, elegancia y energía, pero yo devolvía el plato intacto, tal y como me lo habían traído. Tras dos meses en ese estado, mientras practicaba mecánicamente mis clases de piano, caí inconsciente sin apenas notarlo. Al abrir los ojos me encontré con Layla, mi niñera, la cual se había quedado a mi lado todo el tiempo que permanecí incosciente. Tras enjugarse las lágrimas, me abrazó con fuerza; si cierro los ojos, todavía puedo sentir su cuerpo temblando por el miedo de que me pasara algo. Cuando consiguió calmarse, recuerdo que me pasó una gran taza con una extraña infusión dentro, al principio la había rechazado, pero ella me obligó a bebérmela entera; al terminarla, pude sentir como mi mente se despejaba un poco y recuperaba las fuerzas lentamente. Recuerdo que me pasé las tres semanas siguientes bebiendo aquella extraña infusión que logró que volviera a mi antiguo ser.

Al volver a mirar al frente me encontré de nuevo en la cafetería, con aquel chico sin apetito que respondía de mala gana. Suspiré, no quería recordar mi infancia, menos mi casa o mis padres, pero pensar en mi abuelo me hacía sentir rara, vacía… sola. Entonces se me vino a la cabeza aquella bebida mágica que tanto me había ayudado en el pasado. Levanté la mirada con calma, a la vez que apoyaba la cara en una de mis manos, cansada hasta de respirar. -Infusión de Melisa. Te ayudará a mejorar el estado de ánimo
avatar
Sephora Ui


Sexo : Femenino
Raza : Mago
Mensajes : 43
Galmos : 17929
Reputación : 0
Localización : Quién sabe

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Descanso tras la guerra [Privado con Darsey]

Mensaje por Darsey O. Godin el Dom Sep 20, 2015 5:47 pm

Me quedé mirándola de reojo, sorprendiéndome al ver que se perdía en sus pensamientos con la misma facilidad con la que yo lo hacía. Era algo curioso, pero no dejaba de ser una oportunidad más para quedarme en silencio. Por muchas buenas intenciones que tuviera, por muchas ganas que le pusiera al intentar animarme, todo se volvía monocromático. Habían pocos colores que no me hicieran recordar a Seufzer. Solo con mirar el cálido color que impregnaba el sol por las mañanas por todo el campus ya se me cortaba la respiración. Nunca creí que pudiera echar tanto de menos un par de ojos. Pero pocas cosas podían ser más excitantes -y no sólo en el sentido erótico- que sentir la mirada de la persona que quieres más que a ti mismo escrutarte la piel, memorizando todos los detalles y saboreándola con la mirada. Y que después la besara con suavidad, logrando que se te erizara la piel. Que pasara sus grandes y escasa -pero encantadoramente- suaves manos por tu espalda desnuda y la recorriera entera con la yema de los dedos, a sabiendas de que aquello te encantaba. Que te estrechara entre sus fuertes brazos y te obligara a mirarlo a los ojos, relajado, expresando cosas sin palabras que de otra manera no se podrían explicar. Y que tú lo miraras de igual manera, quedándote sin respiración al darte cuenta de que, ciertamente, ninguno de los dos podría ser feliz con otra persona. Respiré hondo y miré unos segundos por la ventana, disfrutando del poco tiempo que quedaba antes de que la chica volviera a despertar de sus propios desvaríos. Dios mío, daría mi alma y todo lo que tengo con tal de volver a sentirme así... Sólo podría hacerlo con Seufzer, así que el deseo de que volviera era algo sobreentendido.

Y de pronto habló, sacándome a mí de mis tan preciados recuerdos. La miré sin entender mucho lo que había dicho, tardando unos cuantos segundos de más en captar que quería ayudarme. El hecho de no fiarse de nadie pasaba factura.-¿Cómo hago una?-pregunté sin centrarme demasiado en si parecía extraño o no el hecho de que con fuerza supiera lo que era una infusión. Sonaba algo parecido al café o al té, así que más o menos tenía una idea. Nunca me había concentrado mucho en averiguar qué era. Aunque el nombre que le había dado me era totalmente extraño. ¿Cómo y dónde se conseguía? ¿O sería una de esas cosas raras que toman algunas personas naturalmente pero que en realidad son difíciles de conseguir? No estaba muy seguro de que fuera a funcionar, pero en ese momento estaba dispuesto a cualquier cosa con tal de mejorar un poco. Bueno, al menos hasta que volvía a pensar en mi alemán, lo cual sucedía con demasiada frecuencia. Entonces prefería enterrarme en mis penas y recordarlo hasta que pudiera volver a aspirar su aroma.
avatar
Darsey O. Godin


Sexo : Masculino
Raza : Humano artificial
Mensajes : 168
Galmos : 19479
Reputación : 12
Localización : En clase, los clubes, o con Padme aprendiendo a hablar con los animales

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Descanso tras la guerra [Privado con Darsey]

Mensaje por Sephora Ui el Sáb Oct 10, 2015 1:08 pm

¿Qué clase de persona no sabe cómo preparar una simple infusión? Simplemente era echar un poco de agua caliente en una taza y hundir una bolsita llena de hierbas aromáticas hasta que el líquido se tornaba de un color amarillento, bueno, a no ser que fuera como Alfred, el jefe de mayordomos de mi casa. Alfred era un adicto al toda las clases de infusiones, y siempre estaba supervisando que se hiciera de la forma correcta: que el agua no llegue a hervir, que si el color es demasiado fuerte, que si la taza es demasiado pequeña, que si el gusto no coincide con el olor.... si le sacas el tema podría pasarse tres días seguidos hablando sobre las infusiones y sus propiedades -que a todo esto, variaba según las hierbas que utilizaba- . Todavía recuerdo lo furioso que se puso cuando lo pillé escribiendo un libro que justamente tenía que ver con las infusiones, me había dicho que “nunca debía mirar el bosquejo de una obra de arte” porque, según él, terminaría por subestimarla.

La verdad era que a mí las infusiones no me gustaban tanto, y no comprendía cómo podía existir gente que viviera para ellas, pero bueno, Alfred era una buena persona, aunque si se llegara a entrar de la “ignorancia” de aquel chico sobre su tema favorito le mandaría leerse cinco libros-resumen sobre el tema y se encargaría él mismo de darle clases particulares, aunque seguramente antes de todo eso se desmayaría y estaría rezando a los dioses para que se apiadasen del alma de chico y que lo perdonasen sólo por esa vez… nunca dije que no fuera un rarito.

Miré a aquel chico con curiosidad mientras daba un par de sorbos más a mi café, al llegar a la cafetería pensé que simplemente era un alumno más mayor que yo que se encontraba medio dormido con el plato frío de comida delante de sus narices, pero por el poco tiempo que llevaba con él me di cuenta de que en realidad era una persona bastante… especial. No comía casi nada, se encerraba en su mundo cada dos por tres y, bueno, creo que tampoco le caía bien, pero me extrañaba demasiado que no supiera como hacer una infusión.

-¿Nunca has hecho una? ¿Ni té, ni manzanilla, ni menta, ni nada por el estilo? ¡Pero si aquí las preparan!
avatar
Sephora Ui


Sexo : Femenino
Raza : Mago
Mensajes : 43
Galmos : 17929
Reputación : 0
Localización : Quién sabe

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Descanso tras la guerra [Privado con Darsey]

Mensaje por Darsey O. Godin el Mar Oct 20, 2015 11:25 am

-No soy muy fan de las bebidas calientes.-dije (o más bien, gruñí), volviendo al mal humor que últimamente parecía no abandonarme del todo. Aceptaba que en parte era culpa mía por estar tan susceptible, pero tampoco hacía falta reaccionar así. Muchos de los que estudiábamos aquí, por una razón u otra, teníamos escasa cultura mundana. En algunos de los equipos habían chicos que todavía se sorprendían de que los patitos de goma fueran meramente decorativos, así que tampoco entendía a qué venía tanta sorpresa. Aunque, de todos modos, había mentido como un bellaco. Cierto era que no tenía especial predisposición hacia las bebidas calientes, pues al hacer deporte necesitaba hidratarme constantemente y algo cálido era sinónimo de muerte inmediata. Sin embargo, Seufzer era un gran amante del té, y por ello me había acostumbrado a beberlo con regularidad. Los domingos, en los fines de semana que íbamos a su casa, solíamos tumbarnos un rato en la cama por la mañana, leyendo o dormitando. Él, con su ceño fruncido y su eterna concentración en todo lo que hacía, era la imagen más hermosa de observar. Allí, con su taza verde y sus siempre cambiantes libros... Si no sabía de la existencia de las infusiones era, realmente, porque no conocía a nadie que las tomara. De igual manera había intentado mantenerme alejado -inútilmente- de todo aquello que pudiera recordarme al alemán, así que aquella era la primera noticia de que en la cafetería servían algo como aquello. Realmente creía que se limitaban a las cosas más básicas.

Quizá debí concretar que sí conocía la existencia del té, pero tampoco encontraba ninguna razón por la que excusarme con esa chica, de la cual no sabía ni el nombre.
avatar
Darsey O. Godin


Sexo : Masculino
Raza : Humano artificial
Mensajes : 168
Galmos : 19479
Reputación : 12
Localización : En clase, los clubes, o con Padme aprendiendo a hablar con los animales

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Descanso tras la guerra [Privado con Darsey]

Mensaje por Sephora Ui el Miér Ene 06, 2016 7:11 pm

Alcé una ceja al escuchar su contestación, seca y malhumorada. Estaba clarísimo que aquel chico no me quería ver por ahí. Había sido muy majo al dejarme un sitio en la cafetería tan abarrotada a aquella hora punta, en la cual yo sólo quería disfrutar de mi tan preciado café, el cual de tanto hablar (si es que a aquello se podía llamar conversación, porque él no ponía mucho de su parte que digamos) ya se había enfriado... Bueno, me gustaba el café frío así que tampoco me importó demasiado.

Me quedé un rato mirando al moreno. Nunca había visto a una persona a la que le resultase tan fácil el hecho de perderse en sus pensamientos, bueno, tal vez no era la más indicada para hablar, ya que a veces perdía la noción del tiempo cuando veía cosas que me recordaban a mi casa.

Bebí el café poco a poco, saboreando a cada pequeño sorbo el intenso sabor del café, como ya no se encontraba tan caliente era mucho más fácil de beber ya que no me tenía que preocupar de quemarme la lengua o algo por el estilo. Cuando por fin lo terminé la campana que anunciaba el inicio de las clases hizo que gran parte de la gente que se encontraba en la cafetería aligerase el paso, yendo a saber dónde mientras se formaban pequeñas colas para salir de la gran cafetería. Yo, por mi parte, hice lo mismo, levantandome con cuidado de no hacer mucho ruido mientras movía el vaso delante de los ojos ambarinos. -Espero que te mejores- dije, con un deje sarcástico en la voz mientras tiraba el vaso a la basura y salía de la cafetería. ¿Tal vez debería de pasarme por el club?
avatar
Sephora Ui


Sexo : Femenino
Raza : Mago
Mensajes : 43
Galmos : 17929
Reputación : 0
Localización : Quién sabe

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Descanso tras la guerra [Privado con Darsey]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.