Fast Rules
•Tienes 7 días para crear y terminar tu ficha.
•Con tu ficha aceptada puedes abrir un tema. ¡Queremos leerte!
•Sin color no puedes rolear en post ni en chatbox.
•Respeta para que te respeten.
Últimas Noticias
•La alberca exterior no podrá ser utilizada hasta nuevo aviso debido a que se ha congelado a causa de los fríos extremos. No obstante la alberca bajo techo puede ser utilizada.
•La cafetería ha comenzado a servir sus famosas sopas de "adivina que contienen". ¡Muy recomendables para el frío, y es muy entretenido darse a la tarea de descubrir que tienen! La receta es distinta cada día.
Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff
Abel V. Shvets
MP - Perfil
Kashia Bythesea
MP - Perfil
Darsey O. Godin
MP - Perfil
Temas Importantes
Ambiente(?)
Últimos Temas
Últimos temas
» Solicitud de Afiliación NORMAL
por Invitado Lun Ago 01, 2016 8:41 pm

» You should be here [Priv. Nora Cyrellius]
por Nora Cyrellius Dom Mayo 22, 2016 11:03 pm

» Creación de Frases
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:53 pm

» El juego de las plumas y las risas (privado)
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:48 pm

» entre plumas de colores rol y mas
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:38 pm

» Un penique por mis pensamientos~~ (Rol(?))
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:37 pm

» Solicitud de Afiliación CAMBIO DE BOTÓN
por Invitado Vie Mayo 20, 2016 12:16 pm

» ¿Curiosa coincidencia? [Priv. Imriel]
por Charlotte Grace Miér Mayo 11, 2016 3:53 pm

» ¿Qué le harías al de arriba?
por Charlotte Grace Miér Mayo 11, 2016 11:44 am

¿Sabías qué...
...Solche Prestige es una cupula que tiene edificios de cabeza?
Tanque
(Alimentalos(?))
Creditos
Absolutamente todas las tablillas utilizadas en el foro fueron creadas por el staff, y únicamente para nuestro foro. Muy por el contrario, ninguna de las imágenes nos pertenece, aunque todas han sido editadas en photoshop por el Staff. Las imágenes han sido sacadas de Zerochan, Pixiv y Deviantart. Los físicos de Galamoth son de "Nafah" en deviantart también.
Agradecemos a foroactivo por los tutoriales. Por último especificamos que todo el material que los usuarios posteen aquí pertenece solo al usuario. El plagio no será tolerado, sean originales, por favor.
Quiero agradecer primordialmente a mi staff, que ha sido quien me ha motivado a seguir con este proyecto. Agradezco especialmente a Kashia Bythesea por ayudarme a buscar las imágenes para variadas labores, siempre muy dispuesta. Agradezco especialmente Darsey O. Gobin por impulsarnos a salir adelante incluso aunque los tiempos se vean difíciles y comencemos a cansarnos. Así es como se sale adelante: en equipo y con amor.
Por último y muy importante agradezco a todos los usuarios que han mantenido a este foro vivo, muchas gracias.

Bajo la tenue luz de las velas {Prv. Vas Narvak}

Ir abajo

Bajo la tenue luz de las velas {Prv. Vas Narvak}

Mensaje por Alei S. Daghouti el Mar Ago 25, 2015 2:24 pm

Domingo, por fin era domingo. Había sido otra semana estúpidamente calurosa, en la cual estuvo yendo a clases temprano y saliendo tarde, todo para aprovechar las horas en que ese bochornoso clima no le afectaba. No tenia planes en particular, solo quedarse en su habitación todo el día, con el aire acondicionado a una temperatura que uno encontraría usualmente insana y haciendo cosas banales, tales como ejercitarse, leer algún que otro libro, escuchar música, componer, hacer limpieza... Muchas de las cuales no sonaban como tareas que normalmente llevaría a cabo un joven de apariencia ruda como él.

Empezó realizando algo de "deporte", haciendo uso de la barra que tenia pegada en el techo de su habitación para hacer los ejercicios. Al terminar se puso a ordenar su dormitorio, la cual empezaba a verse levemente caótica tras esa semana de "Salgo de casa con prisas y vuelvo cansado". Estaba acostumbrado a cuidarse solo, por ende había aprendido todo lo que requería vivir solo y eso incluía indispensablemente la higiene de de la vivienda. Tras hacerlo se dio una ducha y se dejó caer en la cama, perezoso. No estaba particularmente cansado en ese momento, pero sentía que si no descansaba ahora, probablemente no volvería a tener la oportunidad de hacerlo hasta el próximo fin de semana. Prendió los bafles, empezando a escuchar música clásica, probablemente lo suficientemente fuerte como para que los vecinos pudieran escuchar el rumor de esta, cosa que en lo personal no le importaba demasiado. Quedó de ese mismo modo un buen rato, cayendo dormido casi sin darse cuenta. No fue hasta unas horas más tarde que despertó, cuando la música cesó repentinamente, interrumpida luego por un notable estruendo; un trueno. Hacia bastante que no llovía de ese modo, pero él, quien había pasado un buen rato dormido, siquiera se había percatado de cuando empezó. Bostezó cansado, viendo que la luz se había ido intermitente mente, pero solo por un instante.

En ese momento estaba medio dormido, incapaz de pensar en que aquello quizás había asustado a Vas, quien sin luz no podía vivir. Por su parte se dirigió hacia los cajones donde tenia guardadas las velas y ese tipo de cosas, preparándose para otro apagón si era necesario. Fue cuando estuvo más despejado que recordó al joven castaño, pensando Bueno, si estuviera muy asustado ya me habría avisado con bastante seguridad; eran vecinos, no había muchos motivos que le impidieran pedirle ayuda en caso de que realmente la necesitara. Volvió a prender la música, sacando un libro y empezando leer tranquilamente, mientras pensaba que empezaba a estar hambriento; por haber dormido se había olvidado completamente de cenar. Se levantó dejando el libro cerrado con un punto en el, dispuesto a dirigirse a la cocina. Lo que no esperaba era que otro trueno hiciera acto de presencia, más imponente que ninguno que hubiera escuchado antes, sintiendo el implacable sonido de la lluvia cayendo intensamente; la luz se fue inmediatamente y en esa ocasión, no fue solo intermitente. Alei quedó momentáneamente quieto, viendo fijamente la pared que separaba su habitación de la del contrario, para luego escuchar un fuerte estruendo proveniente de ella. Pensó lo peor. Creyó que el joven había colapsado o algo por el estilo y sin siquiera pensárselo dos veces, tomó todas las velas, linternas y aparatos que pudieran generar luz de su habitación y se dirigió a la puerta de al lado, dispuesto a tirarla al suelo de nuevo si era necesario (?) Por fortuna no lo fue, pues por alguna extraña razón se encontraba abierta. Entró con descaro, sin llamar, diciendo- ¿¡Vas, estas bien!? -claramente preocupado.
avatar
Alei S. Daghouti


Sexo : Masculino
Raza : Demonio ¿No lo ves?
Mensajes : 23
Galmos : 15865
Reputación : 0
Localización : Durmiendo en un aula vacía.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la tenue luz de las velas {Prv. Vas Narvak}

Mensaje por Vas Narvak el Dom Ene 10, 2016 6:58 pm

Esos últimos días había tenido mucha suerte, pues a pesar de que solían ser días fríos debido al invierno, esta última semana había hecho un calorcito que hacía que Vas pudiese soportar las salidas y andadas por el instituto. Además de que el sol también había estado tenue y si se llegaba a sentir un poco mal no hacía falta más que ponerse al sol para recuperarse. A fin y al cabo, el sol era la más pura y natural fuente de energía de los suyos, y como uno de ellos, se revitalizaba estando en el mismo. Había sido una semana muy cómoda y como tal le hacía sentir en paz, a gusto, tranquilo e incluso contento. Aunque bueno, todos sabían bien que no era la temperatura lo único que le traía alegre últimamente, de hecho, probablemente, a pesar de que la temperatura estos días le había favorecido, no tenía absolutamente nada que ver con el buen humor que tenía encima. Se trataba de otra cosa, algo grande, amable, amoroso y dedicado, que había terminado por corromper su recto corazón y volverlo lo que era ahora; un "aventurero" dispuesto a vivir todo lo que la vida le pusiese en frente; claro, siempre y cuando supiese que tenía el apoyo de aquel hombre.
Lamentablemente, por la diferencia entre las necesidad de Vas—calor y luz— y Alei—temperaturas más frías—, poco habían tenido tiempo de verse, pues el mayor solía estar muy ocupado y cansado. A veces Vas le llevaba algo de comida por la noche, o solo llegaba a desearle las buenas noches, y aunque era lindo, por supuesto había sido muy poco. Pero bien, fuese como fuese, solo se trataba de una o dos semanas, era muy comprensible, incluso Alei necesitaba un poco de espacio, aunque nunca lo demostrase así, y Vas estaba perfectamente de acuerdo con ello.
Aquella noche era él quien había llegado tarde, escuchando desde la habitación vecina a la suya la música que Alei tan seguido escuchaba. Daba gracias a Dios que le gustase ese tipo de música, de otro modo, probablemente no hubiese soportado tanto tiempo escuchando lo mismo del cuarto vecino. Entró directamente a su habitación, tranquilo ya que sabía que el muchacho estaba descansando, y eso le hacía sentir en paz. Por su parte se puso a leer un libro sobre demonios que había sacado de la biblioteca, ciertamente les tenía más curiosidad desde que había conocido a Alei y a su primo. Tan destructivos, y con tan poco sentido común a veces. Vas rió, negando suavemente. Sin duda los demonios era muy diferentes a muchas otras razas, y eso era algo que Vas quería buscar en los libros, aunque, sinceramente, quizá más que eso Vas buscaba una razón para haber caído en enamoramiento de alguien tan despreocupado y distinto a él. Para querer necesitaba una razón, y quizá eso era lo que, inconscientemente, buscaba en el libro. Lo que fuera; un encanto natural, algún afrodisiaco que desprendiesen, hormonas afrodisíacas. Solo quería entenderlo. Era todo un científico cuando se lo proponía, frío y calculador.
De pronto, de la nada, un enorme trueno hizo acto de presencia, con una potencia que simplemente dejó erizado a Vas, que se agitó por el susto, había sido demasiado repentino. Se puso la mano en el corazón respirando agitado, observando como la luz parpadeaba y finalmente volvía. Tragó grueso, calmandose y respirando profundo.
—Estuvo cerca... —Susurró hablando sobre la luz, sintiendose un poco más tranquilo. Y luego de levantarse a cerrar la ventana, volvió a su libro, listo para continuar. Y así fue. De pronto había pasado una, dos, cinco páginas, ya ni siquiera tenía en la cabeza que hace un ratito apenas un rayo le había sacado un susto terrible, cuando de pronto, uno extremadamente rudo, completamente imponente y dispuesto a llamar la atención de toda la escuela se hizo presente. Probablemente uno de los rayos más fuertes que había escuchado en su joven vida, y antes de poder reaccionar, violentamente, asustado, cayó hacia atrás con la silla y todo, golpeandose en la cabeza y quejandose apenas, algo mareado por el golpe.
Rápidamente se tocó la cabeza para sentir la herida, para su suerte no había sangre, pero sí que estaba mareado, lo suficiente para no poder levantarse, aunque sí intentarlo. No pasó ni un segundo antes de escuchar a Alei, sonriendo adolorido.
—Siempre estás en el momento preciso. —Rió bobamente, probablemente por el golpe.
avatar
Vas Narvak


Sexo : Masculino
Raza : Elemental de la luz
Mensajes : 12
Galmos : 17128
Reputación : 1
Localización : Leyendo en algún lado

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la tenue luz de las velas {Prv. Vas Narvak}

Mensaje por Alei S. Daghouti el Sáb Ene 30, 2016 6:21 am

Con una linterna iluminó al mareado castaño, suspirando de alivio al ver que sólo se había caído. Las luces aún no volvían y la fuerte lluvia resonaba por el silencioso campus, mientras se escuchaba como algunos alumnos salían de su habitación para quejarse. Algún que otro trueno retumbaba en ocasiones, pero tras ese que se acababa de imponer hacia unos minutos, cualquier parecía pequeño e insignificante. Alei dejó su recientemente nombrado "Set se supervivencia para Vas" en el suelo, dirigiéndose donde estaba este, ayudándolo a levantarse al ver que solo no podia hacerlo. Debía reconocerlo, era adorable ver como trataba de ponerse en pie, como un potrillo acabado de nacer, tambaleándose, con las piernas temblorosas y el rostro algo confundido por el golpe. Pero más importante que eso era hacer que recuperara las fuerzas y empezar a prender las velas, pues sinceramente, con ese trueno no era una locura pensar que los plomos se habían fundido. De ser el caso las luces tardarían un buen rato a volver, hasta que el técnico apareciera y las arreglara. De igual modo, probablemente la situación era igual en todo el campus, por lo que nada aseguraba que los edificios de las fraternidades fuera a ser los primeros en ser atendidos; había algunos haciendo clases, después de todo.

¿Estas bien? -Preguntó, tomándolo en brazos y cargándolo hasta la cama, evadiendo los pocos obstáculos que había en la habitación sin siquiera mirarlos. Su vista nocturna era casi mejor que la diurna, por lo que no tenia problema alguno para ver lo que había en el piso. La silla caída y el libro en el suelo, con las páginas arrugadas por culpa de haber caído mal; no le costaba demasiado hacerse una idea de lo que había pasado. Le dio la linterna al castaño, mientras él se agachaba y recogía ambas cosas, acomodándolas en algún rincón de la habitación- ¿Te sientes mareado? Deberías cubrirte con una manta, ahora empezará a hacer frío. -Aseguró, aunque él tenia bastante calor. Siempre hacía mucho calor en la pieza del ajeno, demasiado para su gusto. Pero sabía bien que era necesario para el bienestar del castaño, asi que nunca se quejaba, aunque sufriera un poco siempre que estaba allí. El dia de hoy quin sufriría seria el menor, aunque por desgracia, en esta ocasión no estaria en el poder de Alei remediar eso.

Tomó las velas y las colocó alrededor de la habitación, prendiéndolas con un encendedor que le había robado a Vas en un intento bastante estúpido para dejara fumar(?) Eran aromáticas, unas que le había regalado alguien hacía mucho tiempo, alguien cuyo rostro, voz, nombre o procedencia había olvidado por completo; siquiera recordaba si era hombre o mujer, o si se había acostado con dicha persona. Simplemente las había conservado por mera utilidad, incluso, quizás, por pereza a desecharlas, pues para él suponía más esfuerzo tomarlas y tirarlas que dejarlas abandonadas donde estaban, esperando que las usara en vano, pues de no haber sido por esta situación, se habrían quedado toda la eternidad dentro de esa caja que tenia debajo de su cama. Esta estaba llena de cosas inútiles, ese tipo de cosas que Alei no necesitaba para nada. Había un montón de cartas de una joven que aseguraba que estaba enamorada de él, cartas que se encontraban maltratadas, llenas de polvo y sin rastro de que alguien hubiera tenido siquiera la intención de leerlas desde que fueron depositadas allí. Por otro lado también había alguna que otra fotografía vieja, incluso había una en la que salía con su primo, en esa época en la que Alei siquiera parecía Alei, con un cuerpo delgado y su cabello, negro como el ébano y largo hasta la cintura, perfectamente confundible con una niña. También habían un par de viejas cajas de condones, de esas que habían quedado en el olvido tras comprobar que estaban a cuatro tallas de caber en él. Suspiró pensando que lo mejor será quemar esa fotografia antes de que alguien la viera(?) terminando de prender las velas y sentándose al lado del castaño, dándole el resto de aparatos tecnológicos que tenía que podria proporcionarle algo de luz- Ah, en serio. Hacía tiempo que no llovía tan fuerte. -Musitó, cansado, lo cierto era que el clima de los últimos días lo había dejado con el "ánimo" algo bajo.
avatar
Alei S. Daghouti


Sexo : Masculino
Raza : Demonio ¿No lo ves?
Mensajes : 23
Galmos : 15865
Reputación : 0
Localización : Durmiendo en un aula vacía.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la tenue luz de las velas {Prv. Vas Narvak}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.