Fast Rules
•Tienes 7 días para crear y terminar tu ficha.
•Con tu ficha aceptada puedes abrir un tema. ¡Queremos leerte!
•Sin color no puedes rolear en post ni en chatbox.
•Respeta para que te respeten.
Últimas Noticias
•La alberca exterior no podrá ser utilizada hasta nuevo aviso debido a que se ha congelado a causa de los fríos extremos. No obstante la alberca bajo techo puede ser utilizada.
•La cafetería ha comenzado a servir sus famosas sopas de "adivina que contienen". ¡Muy recomendables para el frío, y es muy entretenido darse a la tarea de descubrir que tienen! La receta es distinta cada día.
Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff
Abel V. Shvets
MP - Perfil
Kashia Bythesea
MP - Perfil
Darsey O. Godin
MP - Perfil
Temas Importantes
Ambiente(?)
Últimos Temas
Últimos temas
» Solicitud de Afiliación NORMAL
por Invitado Lun Ago 01, 2016 8:41 pm

» You should be here [Priv. Nora Cyrellius]
por Nora Cyrellius Dom Mayo 22, 2016 11:03 pm

» Creación de Frases
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:53 pm

» El juego de las plumas y las risas (privado)
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:48 pm

» entre plumas de colores rol y mas
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:38 pm

» Un penique por mis pensamientos~~ (Rol(?))
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:37 pm

» Solicitud de Afiliación CAMBIO DE BOTÓN
por Invitado Vie Mayo 20, 2016 12:16 pm

» ¿Curiosa coincidencia? [Priv. Imriel]
por Charlotte Grace Miér Mayo 11, 2016 3:53 pm

» ¿Qué le harías al de arriba?
por Charlotte Grace Miér Mayo 11, 2016 11:44 am

¿Sabías qué...
...Solche Prestige es una cupula que tiene edificios de cabeza?
Tanque
(Alimentalos(?))
Creditos
Absolutamente todas las tablillas utilizadas en el foro fueron creadas por el staff, y únicamente para nuestro foro. Muy por el contrario, ninguna de las imágenes nos pertenece, aunque todas han sido editadas en photoshop por el Staff. Las imágenes han sido sacadas de Zerochan, Pixiv y Deviantart. Los físicos de Galamoth son de "Nafah" en deviantart también.
Agradecemos a foroactivo por los tutoriales. Por último especificamos que todo el material que los usuarios posteen aquí pertenece solo al usuario. El plagio no será tolerado, sean originales, por favor.
Quiero agradecer primordialmente a mi staff, que ha sido quien me ha motivado a seguir con este proyecto. Agradezco especialmente a Kashia Bythesea por ayudarme a buscar las imágenes para variadas labores, siempre muy dispuesta. Agradezco especialmente Darsey O. Gobin por impulsarnos a salir adelante incluso aunque los tiempos se vean difíciles y comencemos a cansarnos. Así es como se sale adelante: en equipo y con amor.
Por último y muy importante agradezco a todos los usuarios que han mantenido a este foro vivo, muchas gracias.

The flowers are happy — Priv. Rose

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The flowers are happy — Priv. Rose

Mensaje por Fiorella Du Coteau el Mar Jul 21, 2015 8:17 pm

La rubia solía tomar buenas decisiones, cosas que eran tanto buenas tanto para ella como para las personas que le rodeaban, pero lo último que había hecho pues prácticamente no hacía feliz a nadie más que al condenado profesor de matemáticas, el muy jodido ahora tenía más víctimas a las cuales mandarles una tarea que no resolverían en su jodida vida, Fiorella solía ser una de las más listas de la clase desde pequeña, y hasta el momento eso no había cambiado demasiado pero de todos modos no podía esperar a que se acabase el semestre para mandar esa asignatura a la mierda, nunca más haría caso a los demás, "entra a la clase de matemáticas, la pasarás bien" decían; y la chica no hizo más que gruñir levemente mientras tenía aquel lápiz en su mano y observaba fijamente al primer ejercicio con el ceño fruncido, llevaba así por lo menos una media hora, un poco más y completaría los tres cuartos de hora, por lo que finalmente se rindió y dejó caer su cabeza estampándola en el escritorio y soltó el lapiz el cual rodó por el mueble y cayó en el piso produciendo un muy leve sonido que logró hacer "despertar" a la rubia. Era medio día y el resto de actividades del día no tenía interés para ella, eran clases a las cuales no tenía porque asistir así que podía seguir de vaga el tiempo que quisiera.

La chica miró por un momento hacia la ventana, aquello que estaba detrás de esta no era de lo más interesante, nada más que gente paseándose para todos lados y el resto del campus, suspiró y se levantó del asiento y se arregló un poco el cabello pues un poco más y ya parecía una loca, que era lo que sería si seguía con esa absurda tarea de matemáticas, una vez volviera prendería fuego al basurero y la lanzaría dentro, suspiró cortamente y se dispuso a caminar para terminar saliendo de aquella habitación pero la pereza esa fuerte, finalmente la motivación terminó ganando, no se quedaría todo el día de vaga cuando el sol resplandecía fuertemente, seguramente las plantas que estaban en el jardín lo estaban gozando con demasía. Se arregló el cuello de aquel chaleco pues practicamente estaba cerca de su hombro, estaba totalmente desarreglada, pero terminó simplemente arreglándolo después de unos veinte minutos, tenía que tomarse su tiempo, no saldría hecha totalmente un desastre cuando habían muchas potenciales "víctimas" afuera, ¿no?.

Terminó aplicándose un poco de perfume y salió por aquella puerta mientras caminaba con gracia por los pasillos mientras le guiñaba el ojo uno que a otro chico o chica, no lo hacía para llamar la atención... o bueno, sí, pero también lo hacía porque se sentía bien consigo misma. Terminó inconsientemente llegando a lo que parecía el jardín de la universidad, no podía negar que era un lugar bastante bello pero le desagradaba la cantidad de bichos que también podían estar allí, mientras no apareciera una cucaracha estaba todo bien.
avatar
Fiorella Du Coteau


Sexo : Femenino
Raza : Híbrida: Sucubo/Angel caído
Mensajes : 8
Galmos : 13251
Reputación : 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The flowers are happy — Priv. Rose

Mensaje por Rose Blanche el Vie Jul 24, 2015 12:46 pm

Era una hermosa tarde de verano la que inundaba el gran terreno de la más llamativa universidad que se podría encontrar, la suave brisa fresca susurraba viejas anécdotas a las ramas de los árboles que respondían con un suave baile, dando el único refugio seguro ante los potentes rayos del astro rey que amenazaba con esa irradiante luz. Y no había un lugar más animado que los vastos jardines que se alzaban con orgullo ante cada estudiante que osaba pasar por ellos, buscando maravillar a tantos orbes con su perfecta belleza, pero para notar la alegría que se esparcía de flor en flor como la misma música en un recital, el dulce ruido silencioso que cada simple y pequeña planta producía para unirse a una extraña fiesta de colores, y los pequeños bailarines de múltiples paras que se escondían bajo las verdes hojas por temor a todo. Eso era justamente lo que Rose amaba de su trabajo, el poder escuchar el tumulto que casi nadie mas podía apreciar, ayudar a todas esas hermosas vidas para alcanza su , animo esplendor y derretir de amor hasta el corazón mas frío y seco, si tan solo alguien más pudiera escuchar la fiesta que se llevaba día a día tendría mucho de que quejarse. ¡Ni en plena oscuridad lograban conciliar el sueño esas pequeñas traviesas! Quizás ante los ojos de un desconocido el admirar un árbol, un arbusto o siquiera una flor todo tiempo sería absurdo, pero no era su culpa que fueran fueran tan fascinantes, siempre tenían una historia que contar gracias a las historias de el viento y los pequeños insectos, además eran muy habladoras.

No tenía ni idea de cuantas horas habían transcurrido desde la mañana, posiblemente no muchas pero ya no se encontraban muchos alumnos atravesando los matorrales para acortar camino a sus clases, o una que otra cara boba asomándose por por las lejanas ventanas. Sin mucho apuro se levantó del sitio donde estuvo charlando todo el día, cualquiera que la haya visto pensaría que se le safo un tornillo por hablar sola, dio un giro sobre su propio eje a la par de que pasaba su diestra por las hebras rosa pálido de su cabeza sólo para desenredarlo un poco, ya era hora de que diera un leve vistazo a toda flora que cuidaba. ㅡ Vaya vaya... Qué adorable florecilla tenemos por ahí.~ ㅡ Musitó de una forma alegre, curvando sus labios para formar una sonrisa de oreja a oreja mientras comenzaba a caminar con un paso lento, demasiado lejos de la hermosa joven que también visitaba el lugar. Cabellos dorados como el primer rayo de sol en la mañana, lamentablemente sólo visualizada su espalda pero le era suficiente para notar envase cuerpo bien formado, y su estatura mayor, como siempre su orbe ambarino fijaba en la apariencia mucho antes de acercarse cual escaner. Soltó una leve risa por no haberla visto mucho antes, entre tantos estudiantes y la rapidez con la que se iban era difícil recordar cada bello rostro, ni un solo nombre se quedaba grabado en sus memorias.

Término por acercarse sin ninguna vergüenza a la figura de la joven, que según recordaba no era una profesora o algo similar, puede que no recordará a los alumnos pero los trabajadores se pegaban a su cerebro con fuerza. Sintió como una brisa fresca sopló desde el norte para hacer danzar un poco sus cabellos y las hierbas que crecían a su alrededor, estaba a solo unos cuantos metros de la rubia así que ¿por qué no dirigir un saludo? ㅡ Las rosas preguntan ¿comó mantienes tu cabello tan brilloso? ~ ㅡ No parparo su caminata al alzar un poco su voz para ser escuchada, menuda frase término escogiendo... Bueno, al menos lo que decidió soltar de sus cuerdas vocales era verdad, estaban rodeadas de varios matorrales de esas preciosas flores y no eran muy calladas.
avatar
Rose Blanche


Sexo : Femenino
Raza : Espíritu
Mensajes : 7
Galmos : 13492
Reputación : -2
Localización : Mira detrás de ti... CHANCHANCHANCHAN

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The flowers are happy — Priv. Rose

Mensaje por Fiorella Du Coteau el Vie Jul 24, 2015 2:33 pm

No podía negarlo, le embriagaba el buen olor que desprendían las flores, seguía en aquel jardín que decoraba bastante bien la institución, movió su cabellera hacia un lado en un movimiento de la cabeza y este se azotó con su propia espalda y hasta cadera en un latigueo, era tan suave que apenas había podido sentir aquello, finalmente terminó arreglándolo haciendo uso de su mano derecha mientras observaba atentamente a las pocas nubes que se podían observar en el cielo, era una tarde hermosa, seguramente las flores estaban muy felices debido a ese festín en rayos de sol, la fotosíntesis jamás había ido tan bien, además se podía notar bastante que eran bien cuidadas pues brillaban las gotas de agua que aún se mantenían en los tallos de estos, no sabía porque no se pasaba tan a menudo a ese lugar, ya se lo pensaría otra vez cuando tuviese que ir a clases algún otro día. Mientras tanto se colocaba de cuclillas para observar los especímenes también echaba una mirada de reojo a todas aquellas personas que se paseaban por el lugar, y a pesar de no ser muchas eran bastante... atractivos y atractivas, ahora sí que se pasaría más seguido tan solo para disfrutar la buena vista.

Sin embargo su atención terminó siendo captada por una bella voz, femenina, por lo que terminó volteándose para observar a la pequeña que se había acercado, aunque para ella casi todos eran pequeños, después de todo la rubia era bastante alta. ─ Tan solo es cariño y cuidado querida.─ Respondió sonriente ante la pregunta que había hecho esa chica de delicado rostro que se había acercado a hablarle. La verdad a la chica de cabellos dorados no le gustaba ser hostil con las personas que le rodeaban, las discusiones no eran más que meras idioteces de gente sin clase, y ella tenía bastante clase, o eso quería creer. Observó de pies a cabeza a aquella personilla que se le había acercado y no pudo evitar mantener su vista en aquel ojo que estaba siendo tapado por... ¿una flor?, bueno, eso era bastante extraño pero de todos modos esa no era una universidad normal, había de todo por lo que prefería percibir eso como una cosa normal más, aún así no podía evitar sentir gran curiosidad por los secretos que podrían poseer tan delicada flor que estaba frente a ella. ─ Soy Fiorella.─ Mencionó como una presentación mientras dejaba salir a la luz aquellas alas blanquizas que poseía normalmente escondidas para mayor comodidad, seguramente ella pensaría que la rubia era algo así como una ángel más y prefería que pensara eso antes de saber su verdadera identidad como ángel caído que había sido perdonada por los pecados de su padre y madre. ─ ¿Cómo te llamas, encanto?.─ No podía evitar ser coqueta en todo momento, era su naturaleza y solía usarla a su favor siempre que era posible, además normalmente al hablarle así a las chicas solía terminar cayéndoles bien, era verdad que podía ser una zorra en algunas oportunidades pero a sus amistades las valoraba de verdad. Sonrió ladina y volvió a incarse a observar las flores con más detenimiento. ─¿Tú eres quien cuida este lugar.─ No era adivina ni mucho menos, pero aquel parche impostor por lo menos le hacía pensar tal cosa. ─Por cierto querida, lindo flor esa.─ No lo decía sarcásticamente, más bien enserio, ya se pensaría en llevarse una y colocarla en su propio cabello, un toque floral nunca iba mal.
avatar
Fiorella Du Coteau


Sexo : Femenino
Raza : Híbrida: Sucubo/Angel caído
Mensajes : 8
Galmos : 13251
Reputación : 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The flowers are happy — Priv. Rose

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.