Fast Rules
•Tienes 7 días para crear y terminar tu ficha.
•Con tu ficha aceptada puedes abrir un tema. ¡Queremos leerte!
•Sin color no puedes rolear en post ni en chatbox.
•Respeta para que te respeten.
Últimas Noticias
•La alberca exterior no podrá ser utilizada hasta nuevo aviso debido a que se ha congelado a causa de los fríos extremos. No obstante la alberca bajo techo puede ser utilizada.
•La cafetería ha comenzado a servir sus famosas sopas de "adivina que contienen". ¡Muy recomendables para el frío, y es muy entretenido darse a la tarea de descubrir que tienen! La receta es distinta cada día.
Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff
Abel V. Shvets
MP - Perfil
Kashia Bythesea
MP - Perfil
Darsey O. Godin
MP - Perfil
Temas Importantes
Ambiente(?)
Últimos Temas
Últimos temas
» Solicitud de Afiliación NORMAL
por Invitado Lun Ago 01, 2016 8:41 pm

» You should be here [Priv. Nora Cyrellius]
por Nora Cyrellius Dom Mayo 22, 2016 11:03 pm

» Creación de Frases
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:53 pm

» El juego de las plumas y las risas (privado)
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:48 pm

» entre plumas de colores rol y mas
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:38 pm

» Un penique por mis pensamientos~~ (Rol(?))
por Yukiro Müller Dom Mayo 22, 2016 2:37 pm

» Solicitud de Afiliación CAMBIO DE BOTÓN
por Invitado Vie Mayo 20, 2016 12:16 pm

» ¿Curiosa coincidencia? [Priv. Imriel]
por Charlotte Grace Miér Mayo 11, 2016 3:53 pm

» ¿Qué le harías al de arriba?
por Charlotte Grace Miér Mayo 11, 2016 11:44 am

¿Sabías qué...
...Solche Prestige es una cupula que tiene edificios de cabeza?
Tanque
(Alimentalos(?))
Creditos
Absolutamente todas las tablillas utilizadas en el foro fueron creadas por el staff, y únicamente para nuestro foro. Muy por el contrario, ninguna de las imágenes nos pertenece, aunque todas han sido editadas en photoshop por el Staff. Las imágenes han sido sacadas de Zerochan, Pixiv y Deviantart. Los físicos de Galamoth son de "Nafah" en deviantart también.
Agradecemos a foroactivo por los tutoriales. Por último especificamos que todo el material que los usuarios posteen aquí pertenece solo al usuario. El plagio no será tolerado, sean originales, por favor.
Quiero agradecer primordialmente a mi staff, que ha sido quien me ha motivado a seguir con este proyecto. Agradezco especialmente a Kashia Bythesea por ayudarme a buscar las imágenes para variadas labores, siempre muy dispuesta. Agradezco especialmente Darsey O. Gobin por impulsarnos a salir adelante incluso aunque los tiempos se vean difíciles y comencemos a cansarnos. Así es como se sale adelante: en equipo y con amor.
Por último y muy importante agradezco a todos los usuarios que han mantenido a este foro vivo, muchas gracias.

Una misión no muy secreta [Libre]

Ir abajo

Una misión no muy secreta [Libre]

Mensaje por Kenda Rudi el Dom Jul 05, 2015 3:21 pm

El parloteo de los estudiantes alejándose le indicaba a la joven enfermera que era momento de comenzar su misión comida. La misión consistía en ir a la cafetería, conseguir un poco de alimentos, alimentarse lo más rápido posible y ¡poof! Se gastaría su supuesto tiempo de receso en ir al refugio de las flores; el jardín, vasto espacio para contemplar los resultados de los esfuerzos de cada una de las plantas. Era un plan bastante simple, a decir verdad, no era la gran cosa, pero para la albina era un caso de vida o muerte. Es un secreto su misión y si alguien la descubriera, tendría que dejar de estar con la naturaleza, sufriría, y su sufrimiento se vería expuesto a la luz. El peor escenario que se podría crear en su vida.

Por ello, hoy día también haría lo mismo de siempre. Dando unas cuantas piruetas llegaba a la amplia cafetería, donde las personas comenzaban a desaparecer por la urgencia de sus trabajos. No tardo mucho para examinar el lugar, ahora vacío, y dar un gran salto a una de las mesas, comenzando a caminar con sus manos por esta misma hasta llegar a uno de sus costados más cercanos a la atención del servicio alimentario, allí dejo a sus piernas caer de una manera bastante gentil, siguiendo hasta lograr sentarse en el sector seleccionado. Tomo una pausa para observar unos segundos a la persona que estaba enfrente, luego volvió a sentir el suelo con sus pies e hizo una pequeña reverencia-¿Merezco un poco de comida?– Pregunto a quien en esos momentos no dejaba de mirarla. El encargado de atender la cafetería en respuesta solo asintió dejando en una bandeja las tres cosas que siempre comía la albina: un jugo de frutilla, una pequeña porción de helado de vainilla y por supuesto las 20 piezas de sushi que siempre acostumbraba a prepararle.  Kenda contemplo la comida y de inmediato, tomo la bandeja  dando pequeños giros mientras llegaba a una de las mesas más incomodas de todas. La puerta estaba a unos pocos centímetros de su lado, cualquiera que entrase se encontraría con la presencia de la enfermera, aunque gustasen ver primero el suelo, de alguna forma la presencia de esta sería demasiado notable para evitar no verla o sentirla en el lugar. El perfecto escenario para unos minutos de incomodidad. De todas formas esto no le afectaría a nadie, ni a ella ni a quien gustase volver a la cafetería, el horario de clases ya debió de haber empezado hace unos minutos, que llegase alguien seria sospechoso y aunque Kenda estuviera rondando en su nube se percataría de los rebeldes que no estén en su aula.

Aun así, eso ya no era su problema. La boca se le llenaba de cada bocado que le daba a sus piezas, el cuerpo ya le había acercado la comida a la boca por lo que había comenzado a almorzar al instante.

“Sin nadie, no hay problemas. Por ahora no entrara ni el viento a probar algo de comida”

Mientras la cabeza se le llenaba de figuras  de hojas revoloteando por todo el lugar. El plato que antes tenía sushi, estaba casi por no tener ninguno, el próximo en ser la victima de la feroz devoradora de cosas frías seria esa pequeña porción de helado. La mano del terror iba en dirección de este, pero se detuvo de golpe ante el sonido reconocible de una puerta abriéndose. Ru parpadeo unos segundos, restableciéndose en la realidad para ver quien había tomado el valor para entrar en medio de una misión.
avatar
Kenda Rudi


Sexo : Femenino
Raza : Yuki-onna/Humana
Mensajes : 5
Galmos : 18073
Reputación : 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una misión no muy secreta [Libre]

Mensaje por Vas Narvak el Vie Jul 17, 2015 12:27 am

Había tenido un día tan fascinante como siempre, o al menos eso es lo que el siempre mencionaba. El tenía la capacidad de nombrar como fascinante a cualquier dato que el tuviese la oportunidad de aprender, sin importar que tan inútil, raro, casual, extraño o poco conocido que fuese. Simplemente amaba aprender, era su pasión, era lo que le hacía levantarse cada mañana con el buen humor que tenía. El siempre había dicho que el mundo es interesante y el destino es bueno para todo aquel que está dispuesto a descubrirlo, y como el estaba más que dispuesto, siempre decía que la vida le había dado muchas bendiciones y que el, sin importar el pasado, podía nombrarse fielmente como una persona feliz y que tiene mucho por que vivir. Aquel niño tenía tantas metas en su vida, había mucho que deseaba hacer, mucho que deseaba comprender y aprender, había tanto que recorrer y el, con solo 16 años, aún tenía mucho tiempo para eso; si el destino lo quería así.

Como todas las mañanas, se había duchado, había desayunado, se había puesto una de las tantas y tan bonitas bufandas que tenía, en este caso una de un color celeste opaco que se veía tan bien con sus castaños ojos y cabello casi dorado. Nunca salía sin una bufanda, no podía hacerlo, era un elemental de la luz y mantenerse tibio era algo muy importante para estar sano, eso implicaba usar bufandas en estas épocas en las que hacía tanto calor por el verano. El se sentía cómodo con ellas e incluso ya se había acostumbrado por completo, ahora le era prácticamente imposible salir sin una de sus bufandas, para el ir sin bufanda era prácticamente lo mismo que ir desnudo por ahí, además de que era bastante friolento y tendría que abrigarse aún más para sustituir la bufanda.
Una vez que estaba listo salió de la habitación haciéndose una pequeña y discreta cola de caballo con sus cabellos que llegaban a los hombros y le permitían hacerse apenas ese tipo de peinados simples. Saludaba a todos los que veía con calidez y hermandad, jamás se olvidaba de un rostro, jamás se olvidaba de una escena, de unos ojos, de el cabello y el peinado de alguien, nunca se olvidaba de ninguna de las personas que había visto, ¿y como iba a hacerlo, si tenía memoria fotográfica?. El siempre decía: “No se como puede vivir la gente sin esta memoria, no me parece posible.” El jamás olvidaba algo que leía. ¿No te acordabas de la respuesta del examen de biología de la pagina 236? El simplemente debía cerrar los ojos y visualizar la pagina en su mente, entonces podría tranquilamente ver la respuesta y contestar. Toda su vida había sido un estudiante de excelencia académica, toda su vida estaba marcada por dieces y cienes que le hacían sobresalir de todos los demás. ¿A que va todo esto? Bueno, es bastante simple, hoy había un examen sorpresa y el profesor de calculo integral había exentado al pequeño Vas, pues sabía bien cual sería el definitivo resultado del examen. Eso significaba dejarle la tarde libre al chico para hacer lo que quisiera.

Después de pasar toda la mañana en la biblioteca llegó la hora de la comida, no obstante, el chico decidió esperar a que la cafetería se vaciara para comer más tranquilo, simplemente por que había encontrado un viejo libro de Pitágoras entre los registros más antiguos de la biblioteca de Solche y no había podido evitar quedarse a leerlo. Cuando el libro casi iba por la mitad el chico lo cerró repentinamente, con cuidado, pues era un libro viejo, suspirando como si estuviese enamorado de todo lo que acababa de leer. Le encantaba aprender, era una de sus grandes pasiones.

Le dejaron sacar el libro solamente por que sabían que el chico era de confianza, así fue como lo colocó en su mochila y salió del lugar dando un saltito de emoción por haber conseguido lo que quería. Unas cuantas chispas inofensivas salieron de la parte de abajo de los pies del joven, como si hubiese pisado un pequeño juguete pirotécnico, aunque realmente solo se trataba de algo de poder que el chico no podía controlar y se calaba a sus pies.

En un santiamén estaba en la cafetería con el apetito abierto y las ganas ansiosas, mirando a todos lados. La cafetería estaba prácticamente vacía, a no ser por la persona que se veía en primera instancia al abrir la puerta, de hecho, un poco más cerca y podría haberle golpeado con la pesada puerta de la entrada del lugar. Era imposible no verla, no solo por que estaba prácticamente enfrente de la puerta, sino también por sus cabellos blancos tan llamativos, que sobresalían por sobre las mesas obscuras y los pisos de colores, simplemente por ser más luminoso. Le miró con suavidad antes de dar un paso. No le tomo más que un segundo grabar bien su cara en su gran y poderosa mente de niño prodigio.
—¡Buenas tardes!. —Dijo de manera animada mientras saludaba con la mano y se dirigía la barra de comida, pidiendo un poco de sushi de salmón con algo de salsa de soya y un vaso de té helado de durazno para acompañar. Pagó con cambio exacto antes de que siquiera le dijesen el precio, por supuesto que lo recordaba.

Caminó con suavidad para no tirar las cosas y sin siquiera pensárselo antes se acercó a la peliblanca, con esa cálida sonrisa suya, que era no más que verdaderamente sincera.
—¿Puedo sentarme señorita?. —Cuestionó respetuoso. Claro que si ella le diría que no, el sin problemas se movería a cualquier otra mesa para no molestarle no por un momento más. Era realmente pacifico y manso, no se haría problemas por trivialidades como esas. Muy por el contrario, si le decía que si, ¡bien por el! Tal vez tendría la oportunidad de hacer una nueva amiga, siempre estaba más que cálido y dispuesto para conocer gente nueva.
avatar
Vas Narvak


Sexo : Masculino
Raza : Elemental de la luz
Mensajes : 12
Galmos : 18028
Reputación : 1
Localización : Leyendo en algún lado

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una misión no muy secreta [Libre]

Mensaje por Kenda Rudi el Sáb Jul 18, 2015 4:29 pm

La piel se le volvió de gallina, los ojos se le abrieron de golpe, la boca se le entreabrió un poco, su rostro entero estaba incluso más pálido de lo normal. Era increíble el nivel de adrenalina que le recorría por el cuerpo solo porque una persona había entrado en ese instante.  Ese sentimiento se estaba apoderando de Kenda, su cuerpo se levantó de golpe, tomando con fuerza la pequeña porción de helado que antes deseaba devorar. Las palabras ajenas se habían quedado en el aire, no habían ni entrado en el cerebro de la albina, este estaba demasiado ocupado rondando en unos pensamientos bastantes vagos sobre la actitud del castaño.

Cabello de adorno, ojos luminosos, sonrisa cálida. Todo él brilla demasiado, entrega demasiado calor ¿Acaso es fuego? ¿Acaso es un sol? Tiene armas poderosas

Contemplaba todo del chico, fijándose principalmente en su bufanda. Si tuviera el poder necesario le quitaría aquella ropa incomoda y la lanzaría al polo norte hasta que esta se fusione con el hielo, pero no podía hacerlo, el polo norte estaba demasiado lejos para tirarlo desde aquí  y era en contra de las reglas crear problemas con las personas. Dejando eso de lado, no pudo evitar no ver lo que traía en su bandeja. No parecía ser comida igual de cálida que la persona que los iba a devorar, ni parecía que trataría de hacer algo de daño a su persona, ni eran cosas que le desagradara, en absoluto. En ese instante la inseguridad hacia las temperaturas altas se decidió a desaparecer para dar paso a la tranquilidad, la cual no permitiría hospedarse demasiado en el escenario.

Se sentó de golpe, volviendo a dejar su postre en su bandeja. El helado se había desbordado de su envase, logrando alcanzar parte de los dedos de la muchacha. La sensación pegajosa que le dejo en las yemas de los dedos la dejaron distraerse de lo que ocurría a su alrededor, acerco las yemas a su boca para lamerlas como lo haría un gato cuando este se comienza a limpiar la suciedad de su pelaje. Miro de reojo al contrario. La sensación que le dejaba la sonrisa y voz ajena le eran demasiado extrañas, le volvía a erizar la piel entre leves temblores, si pudiera detener la extrañeza de sus acciones se sentiría mucho mejor. Para protegerse de los ataques, se encogió en sí misma, abrazando infantilmente sus rodillas cubiertas por la tela delgada de los pantalones blancos que llevaba por obligación- El chico… puede sentarse, pero…- Se mantuvo distante, hablándole con cierta frialdad mientras en su vista se hizo lucir un bulto que sobresalía en la espalda del muchacho. El bordeo de sus ojos se iluminaron ligeramente, como si estos dijeran un gran Oh! De sorpresa- ¿El horario  no está siendo saltado?  Las clases comenzaron hace breve. El profesor, tu, clases no se llevaran muy bien. No es bueno seguir de esa forma, los problemas se crean gracias a esto.– Señalo a los sushis. Acusaba con el dedo índice (ya limpio de todo rastro de helado) las pequeñas piezas de deliciosa comida como si estas tuviesen toda la culpa, eran los villanos más sabrosos que habían en el instituto. Luego lo empezó a enfrentar con la mirada, esperando recibir una muy buena respuesta para no llevarlo directo a clases.

No es bueno para ti… para nada– Ladeo ligeramente la cabeza para dejar de ver un rostro y volver a concentrarse en lo último del menú de hoy día. Con una pequeña cuchara sacaba pedazos del desbordado helado, lamiendo con tranquilidad para sentir ese pequeño momento de frio explosivo que le dejaba a  cada bocado. Estaba más que convencida en sus palabras, por ello estaba terminando las últimas fases de la segunda parte del plan. Se iría en breve a dejar al chico, no le gustaría permanecer unas horas más en un lugar tan amplio para realizar acrobacias sin hacer nada al respecto, la impaciencia se le acabaría pronto.
avatar
Kenda Rudi


Sexo : Femenino
Raza : Yuki-onna/Humana
Mensajes : 5
Galmos : 18073
Reputación : 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una misión no muy secreta [Libre]

Mensaje por Vas Narvak el Vie Jul 31, 2015 12:55 am

La mujer frente a el era bastante fácil de recordar, aquellos cabellos más que blancos no se veían en cualquier lado, deslumbraba seguramente cada vez que iba caminando, destacando entre cualquiera que se pasase por su lado. Además, sus ropas tampoco parecían ser demasiado normales, y es cierto que podía decir que en el tiempo que llevaba ahí había visto muchas personas con ropas peculiares, pero esta también era bastante única. Tenía una mirada extraña, eso fue lo que pensó Vas desde el momento en el que entró a la cafetería y le observó, observándole. No sabía si sus ojos estaban desorbitados y la mente de la chica en otra parte, o simplemente era una chica extraña. Cualquiera de los dos que fuese no podría molestarle al muchacho, que era amoroso, empatico y paciente con todos los demás. Ahora, pidió su comida y acción siguiente se dirigió a la mesa donde estaba esa chica, realmente no le gustaba comer solo y siempre era bueno conocer gente nueva, nuevos rostros, escuchar nuevas voces, conocer nuevas mentes. Era todo un interesado en el resto del mundo.

Cuando esta le dio permiso el se aproximó a la silla, dejó con cuidado la bandeja en la mesa para que nada se saliera de su lugar y entonces se sentó, dejando su mochila en el suelo, a un lado de el para no perderla de vista, esto debido al libro que tenía de la biblioteca y que no quería perderlo, nunca se lo permitiría, ese libro era oro.
Sonrió suavemente al escuchar como hablaba la señorita, era interesante y un poco cómico. A Vas le parecía particular miente adorable, y mientras escuchaba se aseguraba de buscar sus ojos con los propios, castaños y mansos, para demostrarle que la señorita tenía en este momento toda la atención que el muchacho podía otorgar.
—No, no, claro que no. —Aseguró el, que siempre era bueno y jamás se atrevería a saltarse una clase. Ni siquiera cuando estaba enfermo o se sentía mal faltaba, el solía ser muy cumplido sin importar las conclusiones. —Lo que pasa es que me han exentado por buenas notas y muy buen desempeño.
No quería presumir, así que dio solo los detalles necesarios. Era un chico modesto.

Observó los pequeños y "culpables" rollos de pescado alzando con suavidad ambas cejas mientras ponía un mechón de sus propios y castaños cabellos detrás de su oreja izquierda, observando luego como ella los confrontaba con una mirada agresiva. Rió levemente, ella si que le caía bien, era muy entretenida, y eso que recién la había conocido. ¡Vaya sorpresa! Siempre era grato cuando el conocía a alguien y se llevaba bien desde el principio con esa persona, eso hacía sentir muy bien al chico.
—A usted nunca le había visto por aquí. —Dijo tan amable y respetuoso como siempre lo hacía, dedicándole una suave y sincera sonrisa a la señorita. El nunca olvidaba un rostro y el de ella nunca antes lo había visto en las instalaciones. Estaba seguro de ello. —Me llamo Vas Narvak. Soy un alumno de primer semestre y un elemental de luz.

Su presentación era animosa. No sabía cuanto tiempo ella se quedaría ahí, pero iba a aprovechar ese tiempo.
avatar
Vas Narvak


Sexo : Masculino
Raza : Elemental de la luz
Mensajes : 12
Galmos : 18028
Reputación : 1
Localización : Leyendo en algún lado

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una misión no muy secreta [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.